Salma y Enon de Lainey Del Mar

MORGANA de Lainey Del Mar
MORGANA de Lainey Del Mar
SIRA DE LAINEY DEL MAR
SIRA DE LAINEY DEL MAR
ALEK de Lainey Del Mar
ALEK de Lainey Del Mar
Nayra y Cloe de Lainey Del Mar
Nayra y Cloe de Lainey Del Mar
MAISHA de Lainey Del Mar
MAISHA de Lainey Del Mar
DARKO de Lainey Del Mar
DARKO de Lainey Del Mar
DE LAINEY DEL MAR
DE LAINEY DEL MAR

Aaron de Lainey Del Mar

Hada de Lainey Del Mar

HIRSI DE LAINEY DEL MAR
HIRSI DE LAINEY DEL MAR
ARÓN DE LAINEY DEL MAR
ARÓN DE LAINEY DEL MAR
NYLA YUMN DE LAINEY DEL MAR
NYLA YUMN DE LAINEY DEL MAR
KITTY DE LAINEY DEL MAR
KITTY DE LAINEY DEL MAR
CAICO DE LAINEY DEL MAR
CAICO DE LAINEY DEL MAR
ARÓN
ARÓN
NAYRA
NAYRA
CLOE
CLOE
♥

La página

 para los niños

 

Con los cuentos, con dibujos, con los cuidados de los animales que enseñamos a nuestros hijos les enseñamos valores, responsabilidad, respeto por la vida, cariño, diversión, generosidad, cuidar de un animal es tambien aprender a cuidar una parte de nosotros mismos que permanece dormida hasta que no se tiene a nuestro pequeño compañero que necesita de nosotros, haciéndonos mejores personas porque con ellos nace un instinto y un amor distinto, y muy especial.

 

 

 

 

SECRETOS PARA CUIDAR A TU GATITO

 

De Lainey Del Mar

 

 

 

 

 

 

LOS GATITOS DE LA BRUJA BUENA

 

 

 

Hace muuuucho, muuuucho tiempo, los gatitos y las brujas eran los mejores amigos y como a la gente les daba miedo ver a las brujas tampoco se acercaban a los gatos.

 

 

Las brujas se reían y pensaban que eran las personas con más suerte del mundo porque los demás no se atrevían a conocer a sus queridos amigos.

 

 

Ellas tenían una enorme biblioteca de todos los libros sobre los cuidados de los gatitos que habían escrito o encontrado y los guardaban como un gran tesoro.

 

 

Así que nadie sabía qué eran aquellos animales que acompañaban a las brujas que tanto miedo les daban.

 

 

Un día un niño muy valiente siguió a los dos hasta una casa escondida en el bosque, la bruja le vio y se quedó muy sorprendida ya que todo el mundo las temía, pero este niño se acercó un poco más hasta acercarse al gatito y acariciarlo, el gatito hizo un ruido muy extraño en su garganta que nunca antes había escuchado y la bruja le explicó que ese sonido era porque le había gustado la caricia y era su forma de decirlo.

 

 

El niño sonrío y volvió a acariciarlo.

 

 

La bruja le preguntó si quería conocer a los demás gatitos pero el niño que era muy listo y su mamá le había enseñado bien le dijo que no porque era una desconocida, así que con gran pena se despidió y volvió a casa pensando en la cara tan simpática de la bruja y su gato tan cariñoso.

 

 

Desde aquel día todas las personas empezaron a acercarse a ellos porque el niño contó lo sucedido y todos querían saber más sobre esa mujer y sus gatos y ella que era una bruja buena les daba gatitos a todos los que querían cuidar de ellos y les explicaba cómo hacerlo y regaló muchos de sus libros porque es muy bueno leer y aprender para que fueran felices todos.

 

Lainey Del Mar 

 

 

 

 

Ahora no solo las brujitas tienen la suerte de tener un gato,

 

ellas tienen todos los libros que existen para saber cuidarlos muy bien y los guardan en secreto

 

pero  todos  podemos  hacerlo  igual de  bien  porque  al  conocer a  los gatitos  sabemos  que  no  son juguetes  que  se  pueden  romper y tirar,el gato no es un juguete, es un gran amigo. 

 

que  un  gatito  hay  que  cuidarlo  de  muchas  formas

 

pero  hemos  descubierto  el  secreto  de  las  brujas  buenas  que  nos  han ido  contado  muchas  cosas  y  las  demás  las  seguimos  aprendiendo  porque queremos  lo  mejor  para  ellos.

 

 

¿Quieres conocer

 todos estos secretos?

 

 

Lainey Del Mar 

 

 

 

 

TODOS TENEMOS CORAZÓN

 

Hola niños, uno de los secretos que las brujitas no contaban pero nosotros que somos muy listos sabemos, es que todos los animales tienen corazón, ellos no saben hablar y decirnos cuanto nos quieren pero cuando están dormidos es cuando mejor podemos ver moverse su corazón, fijate bien y veras su respiración y un movimiento más que es su corazón… y es ahí donde guardan todo el amor que tienen, todas lo que no pueden decirnos porque no saben hablar, pero nosotros ahora lo sabemos, ellos nos quieren y no podemos decepcionarlos porque nosotros también tenemos corazón .

 

Lainey Del Mar 

 

 

 

 

"EXISTE ALGO EN TI, QUE YO SIEMPRE PODRÉ ESCUCHAR,

Y ES TU CORAZÓN"

 

 

EL NIÑO DEL CORAZÓN DORMIDO

 

 

 

   

 

Erase una vez un niño que tenía dormido su corazón, sus papás le regalaron un lindo gatito muy bueno y cariñoso y él estaba muy contento, pero el niño solo pensó en sí mismo y solo quería jugar con él sin dejarle descansar cuando lo necesitaba porque se creía que era un juguete.

 

El gatito corría a esconderse debajo de la cama intentando encontrar tranquilidad, pero el niño era muy rápido y lo alcanzaba.

 

Un día el gatito estaba tan cansado que empezó a llorar, sus maullidos de tristeza sonaban por toda la casa, la mamá le preguntó a su niño si le había hecho algo y él contestó que no, y la mamá se fue extrañada del comportamiento del pequeño gato.

 

Cuando el gato intentó volver a huir para encontrar un sitio donde dormir el niño le cogió del rabo para que no se fuera y le hizo mucho daño por lo que su maullido fue aun mayor y sin querer arañó al niño, la mamá volvió a preguntarle al niño y él volvió a negar todo.

 

Con los días el gatito dejó de comer y empezó a verse muy delgado, el niño continuaba jugando con él sin parar y el pobre animal estaba enfermando, estaba triste, estaba cansado, estaba asustado y en su corazón había mucho amor pero demasiado cansancio.

 

 

El niño comenzó a aburrirse con él, la situación estaba muy mal y los padres pensando en el bienestar del gatito lo llevaron al veterinario que es el médico de los animales y acordaron llevarlo con una familia que estaban muy felices de tenerlo y donde le darian todos los cuidados necesarios.

 

El niño se dio cuenta de que no siempre se consigue lo que se quiere, ni se puede obligar a otros a hacer lo que queremos, nunca contó lo que le había pasado al gato, pero desde aquel día aprendió una lección y su corazón se despertó, sintió pena porque ahora el gatito estaba con otras personas y él por no saber los secretos de cuidar a los gatitos se quedó sin su amigo y compañero de juegos. Aunque al menos el gatito ahora era feliz y él había aprendido que un gato no es un juguete porque tiene corazón.

 

Lainey Del Mar

 

 

 

No dejes que tu gatito se ponga triste, juega con él pero déjale descansar también.

 

 

QUE SUEÑO

 

 

Hola niños,

 

¿habéis visto que suave es un perrito o un gatito cuando lo acariciáis?

 

A ellos les gusta que se les acaricie suavemente y cuando se duermen hay que dejarlos tranquilitos para que puedan descansar,

 

porque a ellos les pasa como a nosotros, que cuando estamos muy cansados necesitamos irnos a la cama a dormir y no nos gustaría que nos despertaran porque nos enfadaríamos o nos pondríamos tristes y muy cansados, tanto que no tendríamos ganas de jugar, ni de comer, solo de volver a intentar dormir lo que necesitamos,

 

pues a los animales les pasa igual, debemos esperar a que ellos estén descansados y se despierten para volver a jugar y que estén contentos siempre.

 

Lainey Del Mar 

 

 

 

Un  besito

 

y hasta después de dormir  un buen rato

 

que estés descansado.

 

 

Si quiere dormir solito

 le dejamos como el prefiera.

 

 

Y ahora que se ha despertado

y ya no quiere dormir más

podemos volver a jugar con él

y pasarlo juntos muy bien.

 

 

 

Muchas veces

duermen con posturas muy divertidas

 

 

 

QUE HAMBRE

 

 

Hola niños,

 

¿habéis visto como se acercan a nuestro plato de comida intentando olerla y mueven su nariz porque les gustaría comérsela?

 

Ponen unas caras muy divertidas, tienen mucho interés en llegar a nuestro plato, y nos hace reír,

 

pero tenemos que saber decirles que ese es nuestro plato, que no deben de comer nada que no sea la comida de gatito,

 

pero se lo decimos y no nos entienden, así que tenemos que hacerlo de una forma fácil para que lo entiendan, no dejamos que el plato lo alcancen y decimos –NO-,

 

aunque nos de pena es lo mejor para ellos ya que si comen de nuestra comida se pondrían malitos de la barriga, les dolería mucho y llorarían,

 

y no queremos que les pase eso por lo que nunca les daremos de nuestra comida para que no se pongan gordos y enfermos, ni les duela la barriguita.

 

Y como quieres que tu gatito sea feliz sé que lo harás muy bien y sabrás cuidar de él para que solo coma de su plato de comida especial para ellos.

 

La leche tambien tiene que ser especial para ellos, nuestra leche tambien les haria daño.

 

Lainey Del Mar 

 

 

 

ALIMENTOS MUY PELIGROSOS PARA EL GATO

 

 

Algunos podrían hacerles morir, nunca los dejes a su alcance.

 

ASPIRINA

 

ALCOHOL Y CAFEINA (COCA COLA- CAFÉ)

 

CEBOLLA Y AJO

 

CHOCOLATE

 

LECHE

 

 

 

 

EL CASCABEL

 

 

No es bueno ponerle un cascabel al gatito porque se pondría muy nervioso de estar oyendo ese ruido constantemente,

 

 

imaginaros a vosotros con unas campanitas colgadas y que a cada movimiento las campanitas sonaran y sonaran, ¿a que no nos gustaría?, pues eso mismo les pasa a ellos.

 

 

Ponerle el cascabel al gato lo inventaron unos ratones, ya sabemos que a los gatos les gusta cazar ratones y ellos para saber donde se encontraba siempre el gato decidieron ponerle el cascabel para oírle venir y no los cazaran,

 

 

pero este invento de los ratones no debemos utilizarlo nosotros si queremos que nuestro gatito esté tranquilo y bien, nos lo agradecerá

 

y lo mejor es llevar mucho cuidado de no pisarlo para no hacerle daño, como ellos son muy silenciosos tendremos que estar con mil ojos para que no suceda, sobre todo cuando son muy pequeñitos que ellos no saben de los peligros y es cuando más pendiente tenemos que estar.

 

Lainey Del Mar

 

 

 

 

 

JUEGAN CON TODO

 

 

Es muy fácil que el gato se distraiga porque le gusta jugar con todo,

 

podemos tirarle una pelota para que la alcance, colgarle un hilo a un palito para que intente cogerlo, juguetes pequeños pero que no se puedan desmontar en piezas muy pequeñas que se puedan tragar, y tampoco dejar que se como ningún trozo de hilo o lana, ya que solo es para jugar, no para que se lo coma,

 

pero como ellos no saben lo que hacen, nosotros que somos los que sí sabemos cuidaremos de que no se ponga en peligro mientras jugamos,

 

recordaros el peligro de que juegue con cables!,

 

o de que se asome a una ventana abierta

 

o alcance la barandilla de un balcón al saltar.

 

Nosotros ahora que sabemos tantas cosas para cuidar a nuestros amiguitos podemos hacer muchas cosas para cuidarles muy bien y jugar con ellos sin peligros para nadie.

 

Lainey Del Mar

 

 

 

 

 

VETERINARIO

 

 

El veterinario es la persona que ha estudiado para saber que les pasa a los animales cuando se ponen enfermos,

 

es el médico de los animales y ellos saben que medicinas hay que darles si les pasa algo malo como un resfriado, una torcedura en la patita, vómitos o una caquita rara,

 

en esos casos hay que ir a verles con nuestro pequeño amigo para que pronto se ponga bien, como cuando nosotros tenemos que ir al médico y nos curan o nos vacunan para que no enfermemos.

 

 

 

 

 

LIMPIEZA DEL ARENERO CADA DIA

 

 

 

 

CUIDADO CON LAS VENTANAS ABIERTAS

 Y LOS BALCONES

 

 

 

 

 

ENHORABUENA

 

Si has llegado hasta aquí ya sabes lo más importante para el cuidado de los gatitos,

 

si quieres ampliar tus conocimientos podrás aprender también a peinarles diariamente, limpiarles cuidadosamente los ojos, acompañarle al veterinario, limpiar el arenero, ponerles agua y comida y muchas más cosas que tu mamá podrá enseñarte viendo como se hace.

 

Enhorabuena amiguito o amiguita, ahora tendrás un amigo muy feliz y tú lo serás también a su lado.

 

Un beso.

 

Lainey Del Mar

 

 

 

 

 

 

CUENTOS

 

 

 

 

 

EL GATO ENAMORADO

 

 

Un día un ratón y un gato jugaban en el parque, y como siempre, se revolcaban en el suelo e iban tras una pelotita chiquita y muy colorida que a veces estaba tan sucia que no podía rodar.

 

 Pasaron los días ¡Que sorpresa! llego una perrita que era el animalito más lindo del barrio, se llamaba Bambi.

 

El gato se enamoro completamente de ella, pero el no se animaba a decirle ni ¡hola!; quedo admirado por su belleza.

 

Cierto día se juntaron todos los animalitos del barrio e hicieron reunión, no habían llegado todos.

 

-Vamos a esperar – dijo Bambi.

 

-¡Al fin llegaron todos! ¡Los estábamos esperando!, les dijo cuando los vio entrar.

 

-¡Comencemos!- Hoy es el cumpleaños de ratoncito y tenemos que regalarle algo-dijo Bambi.

 

-¡Ya se! _dijo el gato_ se me acaba de ocurrir una idea, podemos hacer una gran fiesta sorpresa.

 

Luego de la fiesta el gato le pidió a la perrita que si quería casarse con ella, y tener una gran familia.

 

Ella para no herir sus sentimientos le explicó en forma muy dulce que una perrita con un gato no era posible casarse ya que debían ser de la misma especie, pero que si podrían ser muy buenos amigos.

 

El gato a pesar de todo, estaba contento porque había encontrado una nueva amiga.

 

Ese día todos aprendieron que podemos ser diferentes, tener distintos pensamientos, pero podemos ser muy buenos amigos, si respetamos al otro.

 

Fin

 

Mailén Dupuy

 

 

No importa que seamos diferentes porque ese no es motivo para poder ser amigos.

 

 

 

 

 

MANUEL EL GATO POLICIA

 

 

Había una vez un gato, Isidoro, que era muy respetado por todos los demás gatos del lugar, pues había conseguido que una anciana le llevara a vivir a su casa y tuviera todos los cuidados que nunca hubiera podido imaginar.

 

 

Manuel, era el policía del barrio y su trabajo consistía en avisar a todos los demás gatos, en caso de que hubiese perros cerca y estuviesen en peligro.

 

 

Hoy, era el día en el que tenían que reunirse todos los gatos, para decidir quién sería el nuevo gato policía, ya que Manuel, no podía correr tan rápido como hace unos años y se estaba haciendo mayor…

 

 

El gato Isidoro, estaba dando un discurso, convenciendo a todos los asistentes, de que sin lugar a dudas el mejor gato que podía tener una responsabilidad como esa, era él.

 

 

Alegaba que comía muy bien y que eso le permitía estar fuerte y sano, y así ser muy veloz.

 

 

Isidoro pensaba que sería el nuevo policía, pues nadie más se presentó,

 

pero de repente, una linda gatita apareció en lo alto de un cubo de basura.

 

 

“hola amigos, yo también quiero ser candidata para policía, pues soy muy ágil y veloz”.

 

 

El gato sorprendido dijo:“¡pero si tu eres una gatita, y este trabajo es para los gatos, porque para ser policía hay que ser muy valiente, fuerte y veloz!”

  

  

Entonces, se escucharon ronroneos y susurros entre los demás gatos que estaban escuchando a los candidatos.

  

  

Manuel, el policía, al escuchar a los dos gatos, se dispuso a hablar:

 

 

“queridos amigos y amigas, ante todo, transmitiros que no es importante ser hembra o macho para ocupar el puesto de policía, sino que lo realmente importante, es que sea válido para desarrollar las funciones de vigilancia y de aportar seguridad, al resto de gatos que viven en estas calles”.

  

  

Al final, todos los gatos reflexionaron sobre lo que les había dicho Manuel y debatieron durante un rato sobre quién sería el nuevo gato policía… ¿quién piensas que fue el sustituto de Manuel?

 

FIN

 

  

http://www.cuentosinfantilescortos.net/cuento-manuel-el-gato-policia/

 



!Que listo el gato Manuel!,

 

él les hizo saber a todos que hay que pensar

 

que un gato o una gata son iguales y pueden

 

hacer las mismas cosas.

 

 

 

 

CUENTO DE LA BRUJA Y SU GATO

 

 

Erase una vez una bruja que tenía un gato de colores, un día ella se cansó de tener un gato como ese.

 

Así que el lunes lo hechizó en un perro y se comió todas las zanahorias del jardín.

 

El martes lo hechizó en un cocodrilo verde y se comió todas sus cosas.

 

El miércoles lo hechizó en un cerdo rosa pero no olía bien.

 

El jueves lo hechizó en una oruga roja pero se comió todas sus plantas.

 

El viernes lo hechizó en una ballena azul, pero llenaba toda la bañera.

 

El sábado lo hechizó en un oso blanco, pero arrancó todas las cortinas.

 

Así que el domingo lo hechizó en un gato de colores y ahora ya está feliz.

 

 

EL GATO PEREZ

 

 

El gato Pérez era chiquito pero valiente.

 

Tenía ese nombre porque una vez se había peleado con otro gato más grande. El gato grande le había dicho que era tan chiquito que parecía el ratón Pérez. Y aunque ganó la pelea, igual le quedó el nombre: gato Pérez.

El gato Pérez vivía en la calle, debajo de los autos y en las casas abandonadas.

Comía lo que la gente dejaba en las bolsas de basura y de vez en cuando el carnicero de la esquina le daba un pedazo de salchicha.

En las noches de frío se metía dentro de un medidor de luz vacío y en las mañanas cálidas se desperezaba en la vereda.

Al gato Pérez le encantaba tomar sol, buscar huesos de pollo y oler todo lo que se le ponía cerca. Pero no le gustaba nada el perro de la casa de ventanas verdes, ni la vecina que lo espantaba con la escoba.

Una noche, el gato Pérez estaba en la vereda cuando oyó que alguien decía:
—¡Mami, mirá qué lindo gatito! ¡Vamos a llevarlo a casa!
—Bueno, Guido, si te gusta lo llevamos.

Unas manos lo levantaron de la vereda y lo llevaron en el aire hasta el interior de una casa. Esas mismas manos lo pusieron sobre una alfombrita y le acercaron un plato de leche.
—¡¡¡Uffff!!! —pensó el gato Pérez—. ¿Esta gente sabrá que a mí me gusta más la salchicha?

Al día siguiente, todo fue peor. Guido le tiraba de las orejas y de la cola, lo montaba a caballito y lo alzaba patas arriba como si fuera un osito de peluche.
—¿Cómo les explico que todo esto me cansa mucho? —pensaba el gato Pérez mientras se imaginaba cómo volver a la calle.

Pero, por esa noche, decidió quedarse en la casa.

Como los gatos pueden ver en la oscuridad, Pérez entró en la habitación de Guido y algo le llamó la atención. El nene estaba con los ojos muy abiertos y tenía cara de miedo. Entonces, el gato saltó arriba de la cama y se le puso muy cerca.

De a poquito, Guido empezó a rascarle la cabeza y Pérez empezó a ronronear. Rasca que te rasca y ronronea que te ronronea, a Guido se le pasó el miedo y se quedó dormido.

Después de esa noche, más que amigos se hicieron inseparables. Guido dejó de tirarle de las orejas y de la cola. Ahora, Pérez come alimento balanceado especial para gatos pero de vez en cuando la mamá le pone un poco de salchicha.

A veces, el gato Pérez extraña la calle y oler los huesos de pollo de los tachos de basura. Entonces, se va por los techos y vuelve un rato después con el morro todo arañado. Pero le gusta muchísimo acostarse en la cama de Guido por las noches. Se hace un montoncito a su lado mientras se lame durante un rato largo. Y lo bueno es que Guido ya no tiene miedo.

Cuento de Graciela Pérez Aguilar.

 

 

 

 

El siguiente cuento habla de lo importante que es soñar y hacer todo lo posible para conseguir cumplir esos sueños.

¿Los cumplirá Misifú? Pues vas a tener que leer este entrañable cuento para descubrirlo. El texto es de María Bautista. ¡Qué lo disfrutéis!

 

 

EL GATO SOÑADOR

 

 

Había una vez un pueblo pequeño. Un pueblo con casas de piedras, calles retorcidas y muchos, muchos gatos. Los gatos vivían allí felices, de casa en casa durante el día, de tejado en tejado durante la noche.

 

La convivencia entre las personas y los gatos era perfecta. Los humanos les dejaban campar a sus anchas por sus casas, les acariciaban el lomo, y le daban de comer. A cambio, los felinos perseguían a los ratones cuando estos trataban de invadir las casas y les regalaban su compañía las tardes de lluvia.

Y no había quejas…

Hasta que llegó Misifú. Al principio, este gato de pelaje blanco y largos bigotes hizo exactamente lo mismo que el resto: merodeaba por los tejados, perseguía ratones, se dejaba acariciar las tardes de lluvia.

 

 

Pero pronto, el gato Misifú se aburrió de hacer siempre lo mismo, de que la vida gatuna en aquel pueblo de piedra se limitara a aquella rutina y dejó de salir a cazar ratones. Se pasaba las noches mirando a la luna.

 

- Te vas a quedar tonto de tanto mirarla – le decían sus amigos.

Pero Misifú no quería escucharles. No era la luna lo que le tenía enganchado, sino aquel aire de magia que tenían las noches en los que su luz invadía todos los rincones.

 

- ¿No ves que no conseguirás nada? Por más que la mires, la luna no bajará a estar contigo.

 

Pero Misifú no quería que la luna bajara a hacerle compañía. Le valía con sentir la dulzura con la que impregnaba el cielo cuando brillaba con todo su esplendor.

 

 

Porque aunque nadie parecía entenderlo, al gato Misifú le gustaba lo que esa luna redonda y plateada le hacía sentir, lo que le hacía pensar, lo que le hacía soñar.

 

 

- Mira la luna. Es grande, brillante y está tan lejos. ¿No podremos llegar nosotros ahí donde está ella? ¿No podremos salir de aquí, ir más allá? – preguntaba Misifú a su amiga Ranina.

 

 

Ranina se estiraba con elegancia y le lanzaba un gruñido.

- ¡Ay que ver, Misifú! ¡Cuántos pájaros tienes en la cabeza!

 

 

Pero Misifú no tenía pájaros sino sueños, muchos y quería cumplirlos todos…

 

 

- Tendríamos que viajar, conocer otros lugares, perseguir otros animales y otras vidas. ¿Es que nuestra existencia va a ser solo esto?

 

 

Muy pronto los gatos de aquel pueblo dejaron de hacerle caso. Hasta su amiga Ranina se cansó de escucharle suspirar.

Tal vez por eso, tal vez porque la luna le dio la clave, el gato Misifú desapareció un día del pueblo de piedra. Nadie consiguió encontrarle.

 

 

- Se ha marchado a buscar sus sueños. ¿Habrá llegado hasta la luna?– se preguntaba con curiosidad Ranina…

 

 

Nunca más se supo del gato Misifú, pero algunas noches de luna llena hay quien mira hacia el cielo y puede distinguir entre las manchas oscuras de la luna unos bigotes alargados.

 

No todos pueden verlo. Solo los soñadores son capaces.

 

¿Eres capaz tú?

 

 

 

 

TRABALENGUAS

 

 

¿Puedes conseguir decirlos muy rápido sin equivocarte o se te trabará la lengua?

 

 

 

Los trabalenguas se han hecho para destrabar la lengua,
sin trabas ni mengua alguna y si
alguna mengua traba tu lengua,
con un trabalenguas podrás destrabar tu lengua.

 

 

 

Era un gato ético, pelético, perenpenpudo, pelado, peludo, que tenía sus gatitos éticos peléticos perenpenpudos, pelados, peludos que tenían sus colitas éticas , peléticas, perenpenpudas, peladas, peludas.

 

 

 

Un gato se desengatobiriso

el que pueda engatubirizarlo de nuevo
un buen engatubirizador será.

 

 

 

Si la bruja desbruja al brujo

y el brujo a la bruja desbruja,

ni el brujo queda desbrujado,

ni el brujo desbruja a la bruja.

 

 

 

 

CHISTES

 

 

 

- Un gato caminaba por un tejado maullando:¡Miau, miau!
En eso se le acerca otro gato repitiendo:¡Guau, guau!
Entonces el primer gato le dice:
- Oye, ¿por qué ladras si tú eres gato?
Y el otro le contesta:
- ¿Es que uno no puede aprender idiomas?

 

 

- Una señora está en la puerta de su casa con su gato, pasa un señor y le pregunta: ¿Araña?
Y la señora le contesta:¡NO, gato!

 

 

Adivina:

 

Un animal que tiene

ojos de gato

orejas de gato

patas de gato

rabo de gato

y no es gato.

Respuesta:

 

 

 

Un gato persigue a dos ratones. Uno de los ratones se para y grita:
- ¡Guau!, ¡guau! y entonces el gato se aleja corriendo.
Los ratones comentan entre ellos:
- ¿Te das cuenta de la importancia de saber idiomas?

 

 

 

Respuesta a la adivinanza anterior: la gata

 

 

 

 

 

ADVERTENCIA

 

¡Hay unos gusanos que bajan de algunos pinos que son muy peligrosos para los animales y para ti,

 

no los toques ni dejes que tu mascota los chupe!

 

Es feo y peludo y van uno detrás de otro en fila india. 

 

 

Gusano de la procesionaria
Gusano de la procesionaria

 

 

 

 

 

 

GATOS FAMOSOS

 

 

¡Seguro que tú recuerdas alguno más!  

DUQUESA
DUQUESA
GARFIELD
GARFIELD

 

 

JUGUEMOS CON CUIDADO

Y MUCHO CARIÑO

 

 

 

 

 

DIBUJOS PARA COLOREAR

 

 

 

 

 

 

LUEGO JUGAMOS, AHORA HAY QUE DORMIR

 

 

 

 

 

 

CUIDADO CON LO QUE COMES

 

 

 

 

 

 

 

TODOS SOMOS IGUALES Y PODEMOS SER AMIGOS Y HACER LAS MISMAS COSAS 

 

 

 

 

 

 

EL GATO TIENE CORAZÓN

 

 

LAS BRUJAS BUENAS

 

 

Y CON EL GATO, Y TODOS LOS ANIMALES!
Y CON EL GATO, Y TODOS LOS ANIMALES!


 

 

 

 

 

Convivencia entre bebé y gato

 

 

 



Los falsos rumores sobre los peligros de los embarazos con gatos en casa (repetimos, los gatos no son los culpables de la toxoplasmosis) hacen que muchas mujeres que se queden
en estado se planteen qué hacer con sus gatos.


 

Y tras asegurarse de que el gato no es ningún peligro para su embarazo, les surgen los miedos de cómo se portará su gato cuando empiece a convivir con el recién nacido (muchas veces miedos infundados por las opiniones de otra gente ignorante).


 

Pues bien, la convivencia entre bebés y gatos lleva siglos existiendo, y si se trata con el cuidado necesario y las prevenciones recomendadas, puede llegar a ser positivo para todos (bebé, gato y mamá).

Preparativos mientras el bebé está en camino ♥ para que su gato también sepa que vienen preciosos cambios ♥
Preparativos mientras el bebé está en camino ♥ para que su gato también sepa que vienen preciosos cambios ♥



Cómo preparar previamente

la llegada del recién nacido

 

 

 



El carácter territorial del gato hace que dos de los sentidos qué utilice más para reconocer a otros (objetos y personas) y a así mismo sean el olfato y el oído.


 

Los ruidos pueden llegar a ser un enemigo del gato si le causan estrés, por lo que antes de traer al bebé a casa, incluso durante el embarazo, la futura mamá puede ponerle grabaciones de llantos de bebé al minino.

 

De manera suave, el gato se irá acostumbrando al sonido del bebé que le acompañará durante bastante tiempo. A medida que el gato se va habituando a las grabaciones, estas pueden ser cada vez más intensas.


 

Cuando el bebé nazca y esté en la clínica, alguien de la confianza del minino puede llevarle una mantita, pañales, etc. Para que el gato vaya oliéndolo y habituándose a la fragancia del recién nacido.


 

Tanto con las grabaciones como con el contacto con el olor del bebé, es recomendable premiar al gato, hacerle jugar, hablarse con tono suave… y así relacionará estos elementos con algo positivo.

 

 

La llegada del bebé a casa

 

 

 



Es muy posible que cuando el bebé llegue a casa, la mamá no venga sola.

 

Si el gato es sociable, puede que no haya problemas;

 

pero si al gato no le gustan mucho las visitas, lo mejor es prepararle una habitación para él solo, que esté tranquilo y salga cuando se termina el bullicio.


 

El encuentro entre bebé y gato tiene que ser natural, y estar supervisado por un adulto. Es posible que el gato se acerque a olfatearlo, incluso cuando el bebé esté mamando. Si estos encuentros se acompañan suavemente de elementos positivos (premios, caricias, etc.) será mucha más sencilla la adaptación entre los dos pequeños.

 

 

La cuna del bebé y el gato

 

 

 

 



Hay un falso mito que dice que los gatos chupan el aire de los bebés, y no pueden dormir juntos para que no se asfixien.

Eso no es cierto, pero sí que es recomendable que
gatos y bebés no duerman juntos durante los primeros meses. El gato seguramente buscará el calor, y puede ponerse al lado de la cabecita del bebé (que no tiene
suficiente movilidad para buscar el aire si le tapa la nariz).




 

Medidas de higiene

 

 

 


 

Evidentemente es importante mantener limpia la casa, incluida la bandeja de arena del gato. Y sobre todo cuando el bebé empieza a gatear, es recomendable que la comida y especialmente la arena del gato no estén al alcance del pequeño gateador.


 

Si utilizamos algún producto con el gato, es importante asegurarse de que no es nocivo para el bebé, por si este toca al minino.



Y si tenemos miedo de que el gato pueda arañar al bebé (cosa poco probable) lo mejor es cortar las uñitas del gato a menudo.

 

 

 

El gato no es causante de enfermedades para el bebé

 

 

 

 



Existen muy pocas enfermedades que se transmitan de gatos a humanos, por lo que no tenemos que ver al minino como un posible foco de infección para los bebés. (Mantenga el control veterinario, desparasitaciones y vacunas de su gato por la salud del bebé y del gato)


 

Incluso recientes estudios han demostrado que los bebés que viven con mascotas (como perros y gatos) tienen menos tos y estornudos durante el primer año de vida.


 

Muchos investigadores coinciden en que mantener al bebé en una burbuja puede hacerlo más débil y que no desarrolle correctamente su sistema inmunológico.


 

La alergia a los gatos es otro de los miedos que se tiene. Pero se ha demostrado que si el bebé no tiene alergia y convive con gatos desde pequeño tiene menos posibilidades de desarrollarla en el futuro.

 

¿ Puede tener el gato celos al bebé ?

 

Al igual que la llegada a casa de un hermanito, cuidamos que no le afecten los cambios al mayor, le damos cariño, atenciones y cuidados igual que siempre o incluso más.
Al igual que la llegada a casa de un hermanito, cuidamos que no le afecten los cambios al mayor, le damos cariño, atenciones y cuidados igual que siempre o incluso más.

 

 



El gato no desarrolla celos pero sí puede variar su comportamiento a causa del estrés y del cambio. Lo más importante es mantener las rutinas del gato, que es un animal de costumbres.

Si seguimos los consejos anteriores y tenemos paciencia, seguramente reduciremos las variaciones de comportamiento del gato.




Y por último, y no menos importante, los niños que conviven desde bebés con animales pueden desarrollar una sensibilidad y aprender unos valores muy importantes desde bien pequeños.

 

(Cosas de gatos)

 


Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
© LAINEYDELMAR 2014 MURCIA DERECHOS DE COPYRIGHT