Salma y Enon de Lainey Del Mar

MORGANA de Lainey Del Mar
MORGANA de Lainey Del Mar
SIRA DE LAINEY DEL MAR
SIRA DE LAINEY DEL MAR
ALEK de Lainey Del Mar
ALEK de Lainey Del Mar
Nayra y Cloe de Lainey Del Mar
Nayra y Cloe de Lainey Del Mar
MAISHA de Lainey Del Mar
MAISHA de Lainey Del Mar
DARKO de Lainey Del Mar
DARKO de Lainey Del Mar
DE LAINEY DEL MAR
DE LAINEY DEL MAR

Aaron de Lainey Del Mar

Hada de Lainey Del Mar

HIRSI DE LAINEY DEL MAR
HIRSI DE LAINEY DEL MAR
ARÓN DE LAINEY DEL MAR
ARÓN DE LAINEY DEL MAR
NYLA YUMN DE LAINEY DEL MAR
NYLA YUMN DE LAINEY DEL MAR
KITTY DE LAINEY DEL MAR
KITTY DE LAINEY DEL MAR
CAICO DE LAINEY DEL MAR
CAICO DE LAINEY DEL MAR
ARÓN
ARÓN
NAYRA
NAYRA
CLOE
CLOE
♥

 

 

 

Posibles enfermedades

de los gatos

 

 

 SINTOMAS

 

Y

 

TRATAMIENTOS

 

 

Grandes profesionales con un trato excepcional.
Grandes profesionales con un trato excepcional.

 

EN ESTA SECCIÓN:

-PROBLEMAS DENTALES Y GINGIVITIS

-COLA DE SEMENTAL

-ACNÉ FELINO

-PTIALISMO (BABEO EN EL GATO)

-EL TERCER PÁRPADO

-LARINGOESPASMO

-HALITOSIS

-EPÍFORA

-DIARREA

-ESTREÑIMIENTO- FECALOMA

-TOXOPLASMOSIS

-ÁCAROS DEL OÍDO

-PIOMETRA

-PROBLEMAS POST PARTO: HEMORRAGIA, METRITIS AGUDA, MASTITIS, GALACTOSTASIS, AGALACTIA, FIEBRE DE LECHE , ECLAMPSIA, TÉTANO PUERPERAL

-CORONAVIRUS Y PERITONITIS INFECCIOSA 

-ENFERMEDADES, SINTOMAS Y TRATAMIENTOS

-ENFERMEDADES PROTOZOOARIAS

-PARÁSITOS EXTERNOS-ENFERMEDADES DE LA PIEL

-ENFERMEDADES CONTAGIOSAS

-COMO DAR UNA PASTILLA

-ANATOMÍA DEL GATO

-ESQUELETO, MUSCULOS, OÍDO, VISIÓN, ÓRGANO VOMERONASAL 

-PELIGRO DE LAS PIPETAS ANTIPULGAS CON PERMETRINA

- ¿LEISHMANIOSIS EN GATOS?

- FILARIOSIS

-ALERGIA AL GATO

-ALERGIA DEL GATO AL SER HUMANO

-TIPOS DE ALERGIAS EN LOS GATOS. ASMA BRONQUIAL. RINITIS NO INFECCIOSA 

-ZOONOSIS

-DERMATOFITOSIS, HONGOS O TIÑA

-ALZHEIMER

 

 

 

La salud comienza por una buena alimentación, beber agua, eliminación del pelo, (leer los apartados correspondientes) y los cuidados que necesita.

 

La psique influye en nuestro cuerpo, lo mismo que para los animales y más particularmente en los gatos, por eso hay que cubrir también sus necesidades afectivas.

 

 

Cuando un animal cae enfermo no se queja, su instinto le obliga a esconder su debilidad, debe por tanto conocer bien a su gato y estar atento a cambios de comportamiento, como por ejemplo si se aísla, o si se vuelve gruñón, o deja de comer.

 

No dude en consultar con su veterinario.

 

 

 

 

 

Los gatos son grandes especialistas del disimulo. Es posible que padezcan graves enfermedades y que nosotros ni lo sospechemos.

 

 

Las señales que manifiestan los gatos pueden ser muy sutiles y pasar fácilmente desapercibidas, por eso siempre debemos observar atentamente los siguientes aspectos:

 

Comportamiento:

 

¿Es normal, o está deprimido, excitado, buscando atención o evitando el contacto?

 

Apetito y sed:

 

¿Ha aumentado o disminuido?

 

Micciones:

 

¿Nos parece que el gato siente dolor o dificultad al orinar?

 

¿Se ha producido algún cambio en la frecuencia o en la localización de las micciones (por ejemplo fuera de la bandeja)?

 

¿Hay algún cambio en el aspecto u olor de la orina?

 

 

Arrastra su trasero por el piso.

 

         Si tu gato arrastra su trasero por la alfombra, usualmente significa que tiene algún problema ahí. Puede ser algo leve como heces secas pegadas a su pelo, sin embargo también puede ser algún parasito intestinal o las glándulas anales que están impactadas o llenas. Revisa a tu gato para ver si está sucio en esa parte y si no, llévalo al veterinario.

 

Va al arenero y pasa mucho tiempo ahí?, vuelve a ir una y otra vez?

Posiblemente tiene una infección de orina.

 

Babeo: el babeo es señal de inflamaciones graves producidas por virus o por causas inmunes. Dificultades respiratorias: si recuerda que su gato puede haber recibido un golpe en el pecho ya tiene la causa del problema. Si no podría tratarse de una infección en las vías respiratorias o de líquido acumulado en la cavidad pleural u otros problemas pulmonares.

 

Se come tus plantas.

 

         A algunos gatos les parecen tus plantas irresistibles y muerden las hojas. Mientras que este comportamiento es molesto para los dueños, el gatito no está masticando las plantas para destruirlas. "Aun cuando los gatos son carnívoros y necesitan la taurina en la carne para sobrevivir, también necesitan plantas verdes pues les ayudan a su digestión.

Los gatos que viven adentro principalmente comerán plantas de la casa como fuente del material vegetal que necesitan.

Pero debido a que muchas plantas son venenosas, debes plantarles algo especialmente para ellos." Dice Christine Church especialista en comportamiento felino.

 

Heces:

 

¿Observamos dolor o dificultad al defecar?

 

¿Ha cambiado la frecuencia, el aspecto o la localización de las deposiciones?

 

¿Está estreñido?

 

Postura, actividad o actitud (los siguientes signos pueden ser síntomas de dolor):

 

¿Está encorvado o de cuclillas?

 

¿Ha disminuido su actividad y la interacción con las personas u otros animales?

 

¿Pasa más tiempo dormido o descansando?

 

¿Se asea menos?

 

¿Se esconde?

 

¿Se muestra reacio a usar la bandeja?

 

 

Se muerde a sí mismo.

 

         Algunos gatos se muerden y se rascan hasta el punto en que se provocan heridas por todo el cuerpo. "Los gatos se muerden a sí mismos para aliviar la comezón" dice Howl, "no se dan cuenta que el morderse o rascarse solo les dará alivio temporal". Si su gato se está mordiendo a sí mismo o rascándose debes llevarlo a un veterinario para descubrir la causa de la comezón.  Quizá su gato ha comido algo que se sale de su dieta habitual y es alérgico, pero muy probablemente se deba a parásitos externos. Aplique el tratamiento adecuado excepto si además presenta heridas en la piel que puedan significar lesiones internas.

 

Le huele el aliento?, puede ser causa de dientes sucios o una estomatitis.

 

La observación de estos puntos nos permitirá darnos cuenta de que algo no va bien y proporcionará una valiosa información al veterinario, en caso de que sea necesario.

Royal Canin

Dele siempre lo recomendado por su veterinario.
Dele siempre lo recomendado por su veterinario.

 

 

ACUDA AL VETERINARIO

 

 

 

 

 

 

PROBLEMAS DENTALES Y GINGIVITIS

 

Estos problemas se consideran juntos ya que están íntimamente interrelacionados.

 

Enfermedad dental

 

La caries dental verdadera, el proceso a los que los dientes humanos son susceptibles es muy raro en gatos, aunque ocasionalmente, se encuentran caries verdadera afectando a los dientes molares.

 

Los dientes afectados se tienen que extraer ya que la lesión del diente puede llevar a que este se rompa o se astille dejando expuesta la pulpa central sensitiva.

 

Un problema más frecuente que la caries es la erosión de la unión de la corona con la raíz, causando la caída de la corona, bien sea debido al desgaste asociado a la función normal de los dientes, o al intentar extraerlos. Cuando esto sucede, la raíz también debe ser extraída para evitar el riesgo de infección.

 

 

 

El cálculo dental, también conocido como sarro, consiste en una placa bacteriana impregnada de mineral.

 

 

El sarro se puede desarrollar en cualquier diente, pero es más común en las caras externas de los molares y premolares, y en las caras internas de los incisivos. El cálculo se acumula con el tiempo y es más fácil que ocurra en animales que comen dietas blandas (latas y caseras).

 

 

El cálculo tiende a acumularse alrededor de la unión de la encía con el diente, y cuando esto pasa se forma un espacio, ideal para el desarrollo de bacterias. Como consecuencia de esa infección bacteriana, la encía se inflama y se retrae de la base del diente.

 

Puede llegar a ulcerarse y la infección se extiende a la encía.

 

La reacción de la encía permite a la infección llegar a la raíz del diente (periodontitis) y provocar la descarga de pus (piorrea) alrededor del diente.

 

La raíz del diente también puede llegar a infectarse y erosionarse.

 

Al principio de la enfermedad, todo lo que el gato necesita es eliminar el sarro con una limpieza de boca bajo anestesia general.

 

En los casos severos e instaurados puede ser necesario tomar una muestra para identificar la bacteria que provoca la infección y dar antibiótico durante un tiempo prolongado.

 

Después del resultado, se administrará antibiótico durante 3 ó 4 días y se extraerán todos los dientes afectados.

 

Este proceso evita el riesgo de septicemia durante la extracción.

 

El sarro se vuelve a formar después de la limpieza y una vez se ha iniciado, es importante prestar atención a los dientes muy a menudo.

 

Se sugiere alimentar al gato con comida seca para poder limitar el problema. Si se da comida seca, el gato debe tener libre acceso a agua abundante para prevenir una enfermedad en el tracto urinario.



(Hiperemia en el margen de la encía

En cachorros es común encontrar una banda sonrosada en el margen de la encía, justo debajo del diente. Eso no parece crear problemas para el gato y se soluciona sin tratamiento. Los dueños no deben preocuparse a menos que presente otros signos de enfermedad asociados.

 

Este proceso puede desaparecer espontáneamente cuando el gato cambia a los dientes permanentes de adulto.)



Las causas de esta enfermedad son varias: raíces de dientes que han quedado alojadas dentro de la encía, depósitos de sarro, una alimentación inadecuada, infecciones, trastornos del metabolismo...
La gingivitis favorece el sangrado y dolor de las encías. Puede provocar incluso la perdida de piezas dentales.

 

La enfermedad debe ser tratada inmediatamente, pues de no ser tratada puede derivar en una infección general, en una miocarditis bacteriana (infección del tejido muscular cardíaco) o malas digestiones.

 

 

Acude al veterinario para que realice a tu gato revisiones dentales periódicamente Y PEDIR INFORMACIÓN PARA LA PREVENCIÓN, como productos que se echan en el agua, dedales, o espray para la limpieza más fácilmente si tu gato no se deja limpiar con cepillo y pasta de dientes especial para gatos.

 

 

 

 


LA "COLA DE SEMENTAL"


Este curioso término hace referencia a la presencia de un exceso de grasa en la parte superior de la cola del felino, lo que, además del consiguiente aspecto anti-estético, puede derivar en otros problemas, por lo que es importante saber reconocerla.

En el gato existen dos tipos de glándulas: sebáceas y sudoríparas.

La mayoría de las glándulas sebáceas que podemos encontrar en el cuerpo del felino están asociadas a folículos pilosos y producen una secreción oleosa cuya función es la de impermeabilizar los pelos y mantener la flexibilidad de la piel.

 

Entre las glándulas sebáceas existen algunas de mayor tamaño que se localizan en la barbilla, los labios, la superficie dorsal de la base de la cola, etc.

 

El aumento de actividad de la glándula supracaudal suele guardar relación con la testosterona, por lo que es típica en machos enteros (de ahí el curioso término), aunque también puede darse en hembras y en machos castrados.
Estos “excesos de productividad glandular” pueden acabar provocando casos de distinta gravedad de “acné felino”.

 

El tratamiento va encaminado a eliminar el exceso de grasa; la zona puede limpiarse con un jabón de clorhexidina dos o tres veces al día o con el uso de champús antiseborreicos.

 

En casos leves este tratamiento puede ser suficiente, pero en casos más graves puede ser necesario el uso de antibióticos, previamente prescritos por el veterinario.

 

 

ACNÉ FELINO

 



 

Probablemente el acné felino es más común de lo que se
cree, ya que la mayoría de los casos son leves y pasan inadvertidos. Los casos más severos, sin embargo, pueden ser muy llamativos y difíciles de tratar.



El conjunto de glándulas situadas en la barbilla se
conoce como 'órgano submentoniano' y las de la base dorsal de la cola como 'órgano supracaudal'.



El aumento de actividad del órgano submentoniano es
relativamente frecuente en felinos y se caracteriza por la presencia excesiva de grasa en la piel
y el pelo. Se aprecia particularmente en la barbilla de los gatos blancos o de capas claras como una decoloración amarillenta y oleosa. También se pueden
encontrar flecos de material negro y grasiento en la barbilla.



El aumento de actividad de las glándulas sebáceas
predispone al acné felino, que puede
ocurrir en varios grados de severidad. No se conocen bien las causas que lo originan y se asume que representa un trastorno de la queratinización (la
queratina es el componente principal de pelo y uñas) en el que los folículos pilosos felinos producen excesiva cantidad de queratina y sebo.



 

Puede ocurrir a cualquier edad, en cualquier raza y
afecta a los dos sexos. En casos leves, los folículos pilosos se taponan formando comedones (lo que conocemos como 'espinillas'). Puede producirse una
infección bacteriana secundaria que produce una foliculitis (inflamación de los folículos pilosos) y pueden formarse pápulas y pústulas de las que exuda el pus.
En casos más graves puede producirse una pioderma verdadera con formación de senos y trayectos drenantes.





 

En los casos leves los gatos no se muestran afectados,
mientras que en los más severos hay inflamación e irritación de la piel. La punta de la barbilla puede inflamarse y los ganglios de la zona aparecen
agrandados de tamaño.



 

TRATAMIENTO



El tratamiento va encaminado a eliminar el exceso de
sebo previniendo así la formación de comedones y la infección secundaria.
Inicialmente la zona puede desinfectarse con un jabón de clorhexidina de dos a tres veces al día. En casos leves este tratamiento puede ser suficiente pero a menudo se requerirá la administración de antibióticos, preferiblemente elegido en función de los resultados de un cultivo y antibiograma.



 

Los tratamientos tópicos no son demasiado útiles
porque son rápidamente lamidos o eliminados por el gato, y los antibióticos se deben dar por vía oral de cuatro a seis semanas. Los casos muy graves pueden
requerir corticoterapia para disminuir la inflamación. Mantener a raya el acné requiere rasurado del pelo y aplicación diaria de clorhexidina. Otros tratamientos que han sido útiles son la mupirocina (Bactroban-pomada de uso humano, no autorizada para su uso en felinos) y los retinoides tópicos para el control a largo plazo de casos leves. Algunos casos han respondido bien a la
administración de ácidos grasos por vía oral.



Fuente, artículos Gemfe

 

 

 

PTIALISMO

 

Babeo en gatos

 

 

 

Por: Dr. Douglas Brum

 

¿Por qué los gatos babean?

 

El babeo puede ser normal en algunos gatos. Algunos gatos les caerá la baba cuando están excitados, nerviosos o simplemente al comer.

 

El babeo excesivo puede ocurrirle a cualquier gato y puede ser causado por una variedad de razones.

 

Por ejemplo, algunos gatos pueden babear cuando presentan náuseas (o justo antes de vomitar) o porque la vía oral tienen una anomalía como un problema dental o algo atrapado en la boca.

 

Ptialismo es el término utilizado para describir el exceso de salivación o babeo. Ptialismo puede ser normal en ciertos animales. En otros animales el aumento de la salivación se asocia a ciertos estímulos, por ejemplo, el olor de la comida, la excitación o el medio ambiente caliente y húmedo.

 

Sin embargo, cuando se trata de un evento súbito que persiste durante un período prolongado de tiempo, generalmente se asocia con una enfermedad o lesión.

 

A menudo el diagnóstico puede ser hecho sólo por el examen físico inicial, incluyendo un examen oral y dental y una historia clínica completa.

 

 

Si hay un episodio agudo de ptialismo en el hogar, se recomienda una rápida inspección visual que pueda revelar un cuerpo extraño o el trauma en la vía oral.

Se debe tener cuidado de no colocar las manos al interior de la boca del gato para evitar ser mordido.

 

 

Observe la actitud de su mascota y cualquier cambio en su comportamiento. Si no hay vómitos, puede ofrecer agua para beber.

 

Si el comportamiento de su mascota es normal y los signos desaparecen en pocas horas, la atención de emergencia puede no ser necesaria, sin embargo informe del suceso a su veterinario.

 

 

Hay algunas cosas que usted puede hacer para tratar de evitar ptialismo. Vacunar a todos los animales contra la rabia. Implementar prácticas de higiene dental de rutina. Programar exámenes periódicos orales que deben ser hechos por su veterinario y evitar la exposición a compuestos cáusticos o tóxicos.

 

 

 

EL TERCER PÁRPADO

 

 

Tiene importantes funciones, entre ellas, la protección ante agresiones externas y el aporte de lágrima.

El tercer párpado se encuentra situado en el ángulo interno del ojo, en el más cercano a la nariz, y debajo de los párpados visibles, “los de toda la vida”.

Podemos decir que es una membrana de tejido conjuntivo, sin pelos, y cuyo armazón es un cartílago en forma de “T” o de ancla; dicha membrana dispone de una glándula que proporciona un alto porcentaje de la secreción lagrimal del ojo.

Como vamos comprobando, esta desconocida estructura existe y realiza un trabajo importante:

- Protección de agresiones externas.
- Producción de lágrima (del 30-40% del total).
- Aporte de defensas.
- Eliminación de cuerpos extraños.

Cuando el ojo va a sufrir, por ejemplo un traumatismo, los párpados superior e inferior se contraen y provocan la salida del tercer párpado, como un limpiaparabrisas, que cubrirá el globo ocular de forma parcial o casi total en algunos casos; este tercer párpado no tiene músculos propios, por lo que su movilidad depende de los párpados “de siempre”; su vuelta a la posición inicial se produce al relajarse los párpados.

Lo que nos puede indicar la presencia visible del tercer párpado es:

- Alguna lesión del ojo (inflamación, úlcera, herida).
- Presencia de cuerpos extraños.
- Algún tipo de dolor ocular.

 

 

Cuando un gato está enfermo tiende a cubrir sus ojos con este tercer párpado.
Cuando un gato está enfermo tiende a cubrir sus ojos con este tercer párpado.

 

 

 

LARINGOESPASMO



El laringoespasmo en el gato se produce por la presencia de procesos inflamatorios crónicos de la laringe que producen a cúmulos de secreciones en la zona o bien al estímulo de los receptores laríngeos con saliva o con pelos deglutidos entre otros agentes.

Es un proceso habitual y la mayoría de las veces no requiere de ningún tratamiento si bien en algunas ocasiones, como durante la intubación, puede generar signos graves debido al espasmo de la laringe.

El gato adopta una posición en la que extiende la cabeza, se agacha, abre ligeramente la boca y realiza espiraciones continuas. La duración es variable y generalmente termina deglutiendo aunque en algunos casos finaliza con una arcada. Tras este proceso, reanuda su vida normal.

Los gatos afectados no presentan ninguna otra sintomatología y no se ha encontrado relación con el sexo, edad o raza.



Diagnóstico: Se debe realizar por exclusión de las restantes patologías. El examen físico es completamente normal y las radiografías torácicas no muestran ninguna alteración. Para confirmarla se puede sedar al gato y examinar la laringe encontrándose en algunos casos inflamación difusa de la zona y acúmulo de secreciones.



Tratamiento: En los casos en que sea de presentación esporádica, el propietario puede probar a introducir agua con una jeringa dentro de la boca del gato, lo que le hará deglutir y eliminar la causa que irrite la laringe.

Si el proceso es muy frecuente y se detecta gran inflamación de la laringe se puede utilizar prednisona o prednisolona oral a la dosis de 1 mg/kg durante una semana para que se reduzca la sensibilidad de los receptores laríngeos.

 

 

 

HALITOSIS

 

El mal aliento o halitosis que en ocasiones presentan nuestras mascotas es reflejo de que algo no va bien.

 

La halitosis puede ser producida por varias causas que se pueden dividir en:

 

Causas que residan en la cavidad oral:

 

Ulceras y aftas localizadas en encías, lengua, paladar y estructuras blandas de la cavidad bucal que pueden ser ocasionadas por:

Agentes infecciosos bacterianos o víricos

Agentes físicos, tales como quemaduras por accidentes eléctricos (mordeduras de cables es lo más típico) que provocan ulceraciones profundas que fácilmente se contaminan.

Agentes químicos, tanto los cáusticos y corrosivos que originan quemaduras. Es necesario hacer referencia los cáusticos de origen biológico, como son las reacciones al contacto con determinados insectos como algunas orugas e inclusive sapitos de jardín.

Odontopatías: originan gran cantidad de halitosis en gatos. Las causa más frecuentes son piezas dentales en mal estado, enfermedad periodoncial, sarro en las coronas dentarias, gingivitis y otros.

Cuerpos extraños en la cavidad bucal: restos de comida, presencia de espinas o huesos. Las heridas provocadas por estos cuerpos extraños pueden inflamarse y contaminarse produciendo mal olor.

 

-Causas externas a la cavidad bucal:

 

Alteraciones en el tracto digestivo

Alteraciones de vías respiratorias altas

Enfermedades de la faringe

Otras

 

El tratamiento obviamente, dependerá de la causa, lo cual será determinado por el veterinario.

 

 

 

 

EPÍFORA

 

 

                                    Exceso en la producción de lágrimas que corren por esa zona inferior del ojo.


El cambio de color del pelo ocurre cuando las bacterias normales del pelo y la piel reaccionan con las lágrimas.



Normalmente, se producen constantemente lágrimas que drenan hacia afuera a través de pequeños conductos en los párpados, estos conductos se vacían en la nariz. (Por eso sale líquido acuoso por la nariz cuando se llora). En los animales cuando los conductos están bloqueados, las lágrimas corren hacia abajo.



Existen varias causas que provocan este problema.

 

Los gatos persas tienen los ojos más prominentes, esto provoca un estiramiento del párpado y puede bloquear el sistema de drenaje hacia la nariz, es la causa más frecuente, y es muy poco lo que se puede hacer para corregirlo.


A veces los párpados se revierten y bloquean el drenaje, esto puede ser solucionado mediante cirugía.



El pelo puede actuar como absorbente, extrayendo lágrimas del ojo, puede corregirse cortando el pelo de la zona.

 

También el exceso de lágrimas puede ser ocasionado por una irritación ocular, provocado por un cuerpo extraño en el ojo,alergia o entropión (inversión del párpado hacia adentro produciendo una irritación en la córnea), esta patología se corrige mediante una intervención quirúrgica porque, sino puede provocar úlcera de córnea e inflamación crónica obstruyendo el drenaje y produciendo la epifora.



La continua humedad de la zona producida por las lágrimas pueden producir irritación e infección, se debe mantener la zona limpia y se debe recortar el pelo en forma periódica, si es necesario usar alguna crema antiinflamatoria y antibiótica, si la lesión se vuelve más extensa se debe recurrir al Médico Veterinario, los casos más severos pueden requerir la aplicación de antibióticos inyectable u orales y otras alternativas de tratamiento.

 

 

 

 

 

   

DIARREA

 

 Si tu gatito tiene diarrea, debes darle a su sistema digestivo la oportunidad de descansar y recuperarse. Durante 12 a 24 horas no se le dará de comer.

 

Mantenlo hidratado. Si tu gato tiene diarrea, es importante que no se deshidrate. Asegúrate de que siempre tenga agua disponible así puede reponer los fluidos perdidos.

 

Alimenta a tu mascota con una dieta blanda después del ayuno de 24 horas. Puedes darle a tu mascota cantidades pequeñas de alimentos como arroz blanco, pollo cocido, jamón de pavo, y caldo de pollo. Aunque la diarrea haya disminuido, sigue aliméntalo así durante dos o tres días.

 

Después de unos días, ve añadiendo a dieta pequeñas cantidades del alimento regular para gato. Ve aumentando esta cantidad, mientras disminuyes la dieta blanda. Haz esto durante el transcurso de unos días hasta que tu gato esté comiendo finalmente el alimento regular.

 

Evita darle productos lácteos. Aunque a los gatos les encanta la leche, puede tener efectos negativos en ellos, ya que no tienen la enzima necesaria para digerir el azúcar de la leche. El sistema digestivo felino no tolera los productos lácteos, es decir que tienen una gran dificultad para digerirlos. La leche es uno de los causantes de diarrea. Hazle un favor a tu gato y evita darle leche.

 

No cambies las marcas de los alimentos abruptamente. La diarrea puede ser el resultado de un cambio de alimento. Si has estado alimentando a tu gato con una marca de comida y luego de repente cambias a otra, tu gato puede experimentar un malestar digestivo. Siempre haz el cambio gradualmente. Añade pequeñas cantidades de la nueva marca cada día, mientras que de a poco disminuyes la cantidad de la marca anterior, hasta el cambio haya sido completado.

Desparasitación.

Hay a la venta unas latitas de comida para cuando los gatitos tienen estos problemas gastrointestinales que los veterinarios recomiendan para ayudarles, la ultra -levura de venta en farmacias (espolvorear los polvos de la capsula sobre el alimento)

Como consecuencia de las diarreas, su gato podría sufrir inflamación e irritación de la zona del ano, limpiar la zona suavemente con suero fisiológico, utilizar polvos de talco si es leve, “Cicatral” pomada de venta en farmacias si está muy irritado,

y por supuesto y lo más importante, no deje de acudir al veterinario que es quien realmente le ayudará para que el funcionamiento del sistema digestivo de su gatito funcione de nuevo con normalidad y saber si las causas son otras distintas a las mencionadas.

 

 

 

DIARREA EN GATITOS Y GATOS JOVENES

 

 

La diarrea es uno de los problemas más frecuentes en los gatos de estas edades. Se define como un incremento en el contenido de agua en la materia fecal asociado con un aumento en el volumen y frecuencia de la defecación.

 

Según el tiempo de evolución de una diarrea, se puede separar en dos categorías:

 

Diarrea aguda: se puede presentar con o sin vómitos. Puede también ocurrir con pérdida del apetito, letargia o deshidratación según la intensidad y duración del cuadro. La mayoría se deben a enfermedades virales o a cambios bruscos en la dieta.

 

En general este tipo de diarrea es autolimitante, es decir que con el transcurso de horas o días la situación se normaliza sola. Esto no quiere decir que no necesite tratamiento. A veces es necesario calmar el dolor del abdomen, administrar suero para mantener al paciente hidratado ( aprox 1cm cada 15 minutos), aportar glucosa o eliminar los parásitos que pudiera haber. Siempre es importante realizar un ayuno y posterior dieta que permita a los intestinos descansar durante 24 a 48 horas y reponerse. Cuando las paredes de los intestinos están inflamadas o lastimadas cualquier alimento que el gatito ingiera, así sea solo leche, no hará más que provocar mayor inflamación y prolongar la diarrea. En un gatito muy joven la falta de ayuno puede agravar severamente el cuadro de diarrea original. No conviene usar antibióticos salvo que haya evidencia de una infección bacteriana, pues éstos alteran la flora bacteriana normal de los intestinos. Debes llevar a tu gatito a ver a un veterinario para que valore bien el tratamiento a seguir.

 

La deshidratación leve se puede manejar con la administración subcutánea de fluidos, e incluso mediante la utilización de Soluciones rehidratantes orales.

Este tipo de terapia utiliza soluciones electrolíticas-glucosadas, basándose en que la glucosa estimula la absorción de sodio en intestino delgado, creando un gradiente osmótico para absorber agua.

En todo caso el éxito de estas soluciones depende de la preservación de la funcionalidad del epitelio intestinal, no siendo útiles en algunos procesos diarreicos de animales jóvenes, de diversa etiología, puesto que puede estar presente una desestructuración de la mucosa intestinal.

 

Estas soluciones se deben dar ad líbitum (cuanto guste, a placer, a voluntad y, cuando se suministran durante más de 24 horas, se deben alternar con agua, 1 parte de agua y 2 de la solución rehidratante, para evitar una hipernatremia (aumento de nivel de sodio en sangre).

 

Existen numerosos productos rehidratantes orales, tanto en el mercado de medicina veterinaria como en el de medicina humana.

RECUPERAT  ION  S.R.O. BABY  Briks sabor leche sin lactosa.

 

 

Instrucciones

 

1 Encierra a tu mascota durante las primeras 24 horas luego del inicio de la diarrea y no le des de comer. Debes darle a tu mascota y su sistema digestivo la oportunidad de descansar y recuperarse.

 

2  Mantenlo hidratado. Si tu gato tiene diarrea, es importante que no se deshidrate. Asegúrate de que siempre tenga agua disponible así puede reponer los fluidos perdidos.

 

 

3  Dale una pequeña cantidad de rehidratante oral para reponer los nutrientes perdidos. Aunque la diarrea sirve para eliminar las sustancias dañinas del cuerpo también pueden deshacerse de los nutrientes necesarios del sistema.

 

4  Alimenta a tu mascota con una dieta blanda después del ayuno de 24 horas. Puedes darle a tu mascota cantidades pequeñas de alimentos como puré de patatas, arroz blanco, pollo cocido y caldo de pollo. Aunque la diarrea haya disminuido, sigue aliméntalo así durante dos o tres días. (Comida húmeda o pienso gastrointestinal en ambos casos)

 

5  Después de unos días, ve añadiendo a dieta pequeñas cantidades del alimento regular para gato. Ve aumentando esta cantidad, mientras disminuyes la dieta blanda. Haz esto durante el transcurso de unos días hasta que tu gato esté comiendo finalmente el alimento regular.

 

6 Evita darle productos lácteos. Aunque a los gatos les encanta la leche, puede tener efectos negativos en ellos, ya que no tienen la enzima necesaria para digerir el azúcar de la leche. El sistema digestivo felino no tolera los productos lácteos, es decir que tienen una gran dificultad para digerirlos. La leche es uno de los causantes de diarrea.

 

7 No cambies las marcas de los alimentos abruptamente. La diarrea puede ser el resultado de un cambio de alimento. Si has estado alimentando a tu gato con una marca de comida y luego de repente cambias a otra, tu gato puede experimentar un malestar digestivo. Siempre haz el cambio gradualmente. Añade pequeñas cantidades de la nueva marca cada día, mientras que de a poco disminuyes la cantidad de la marca anterior, hasta el cambio haya sido completado.

 

 

Después del ayuno, la primera comida debe ser muy digestible. Se sugiere atún al natural, huevo cocido, trocitos de pollo con arroz o los preparados comerciales específicos que el veterinario te indique. Lo mejor es darle pequeñas porciones varias veces al día y luego ir progresando hasta volver a la alimentación normal en 2 a 3 días. La leche debe suspenderse por completo hasta que las heces tengan consistencia normal.

 

 

 

 

 

ESTREÑIMIENTO- FECALOMA

 

Es importante que beba mucha agua, que coma un alimento rico en fibra, evitar el sedentarismo y que tome malta que evite una obstrucción intestinal por las bolas de pelo.

 

Las principales causas son por factores de la dieta y el estilo de vida del animal sedentario que tiene un efecto significativo en el desarrollo inicial del estreñimiento en los gatos, (principalmente causando obesidad), y las dietas deficientes en residuos fecales produciendo un volumen insuficiente, lo que reduce el estiramiento del recto y el estimulo para defecar.

 

Si las heces en el intestino grueso permanecen durante un periodo de tiempo prolongado será cada vez más difícil la expulsión debido a que la absorción de agua en el colon continúa.

 

En el caso de megacolon, es una condición que puede surgir como trastorno primario o idiopático secundario a cualquiera de las causas anteriores, si no se corrigen rápidamente, la reabsorción de agua en el intestino grueso continúa de forma normal dejando el material fecal muy seco y muy duro.

 

El tratamiento clínico incluye el uso de hidratación de las heces con agua caliente y masaje del intestino, bajo ninguna circunstancia el uso de enemas de fosfato que son altamente tóxicos para esta especie.

 

Otros procedimientos, como el uso de fármacos que tienen un efecto laxante (lactulona entre otros) puede ser útil para promover las heces, y facilitar el tránsito.

 

Cuando el tamaño de la masa compactada no es muy grande, se puede intentar una eliminación no quirúrgica.

 

En este caso se aplicarán enemas, laxantes e incluso extracción manual.

 

Cuando el tamaño de la masa es demasiado grande, la única opción es la cirugía.

 

 

 

 

 

TOXOPLASMOSIS

 

 

Los gatos se infectan:

 

- Ingiriendo carnes y tejidos infectados con quistes provenientes de carnes poco cocinadas.

 

- Ingiriendo carnes y tejidos infestados con quistes provenientes de presas cazadas en su hábitat.

 

- Bebiendo aguas no controladas (agua de tiestos, ríos…), contaminadas con ooquistes esporulados.

 

- Durante la gestación, por diseminación transplacentaria en madres seronegativas.

 

- Durante la lactación.

 

- Mediante una transfusión de sangre proveniente de un gato con infección activa.

 

Por tanto los gatos deben ser preferentemente alimentados con comida comercial.
Cualquier otro alimento debe ser cocinado a altas temperaturas durante 10 minutos y en el caso de alimentarles con carne cruda, ésta debe congelarse a temperaturas inferiores a -20º C durante 2 días.

 

Se debe intentar que no cacen y para ello se pueden emplear cascabeles que avisen a sus presas o salidas controladas bajo vigilancia.

 

La toxoplasmosis en gatos es una enfermedad poco frecuente. El gato representa el hospedador definitivo para este parásito (consultar ciclo vital al final del documento) y
la gran mayoría de los gatos portadores no muestran nunca signos clínicos de enfermedad en el momento de la infección.

 

Cuando éstos se producen, la severidad del cuadro depende del órgano afectado y del grado de necrosis que el parásito origine.

 

En gatos inmunodeprimidos y gatitos puede provocar cuadros severos con neumonía, hepatopatías, pancreatitis, miocarditis y encefalitis.

 

En gatos inmunocompetentes ocasionalmente puede inducir la presentación de cuadros de fiebre, miositis y enfermedad ocular, principalmente uveítis.

 

Ver  http://laineydelmar.jimdo.com/toxoplasmosis-embarazo/

 

 

 

 

 

 

OTITIS POR OTODENCES EN EL GATO.

 

ACAROS DEL OÍDO

 

Dentro de las variadas afecciones del oído externo del gato, encontramos la otitis producida por un parásito del orden Acarina, el Otodectes cynoti.Este tipo representa más del 90 % de los casos de otitis externa en gatos cachorros y adolescentes.

 

En pocos casos se ha registrado la transmisión al humano (presentando dermatitis papulosa y otitis parasitaria) por lo cual se deben extremar las medidas sanitarias preventivas.

 

Si bien en los felinos, no hay diferencia de presentación entre sexos, hay una evidente predisposición en las razas de pelo largo (persa, himalayo etc.). En cuanto a la edad, es más común en cachorros que se infectan a temprana edad (desde las 2 semanas) en criaderos contaminados.

 

Con el tiempo los gatos van haciendo anticuerpos y pueden producir una reacción de hipersensibilidad tipo I o Arthur, que puede persistir luego del tratamiento acaricida. La reacción inmunológica normalmente limita la infestación en los gatos adultos, sin embargo, algunos con reacciones insuficientes podrían ser los perpetuantes de la parasitosis.

Aparentemente las condiciones estresantes como el hacinamiento, falta de higiene, mala alimentación etc. favorecen la presentación y el crecimiento de esta parasitosis.

 

CICLO BIOLOGICO DEL PARASITO

 

 

Ciclo biológico del Otodectes cynoti

 

Los parásitos adultos se diferencian en macho y hembra y copulan por varios días, luego la hembra pone huevos que maduran y pasan por varios estadios larvarios y juveniles hasta llegar a adulto y comenzar nuevamente la actividad reproductora. El ciclo total dura alrededor de 21 días y ocurre íntegramente dentro del conducto auditivo externo, no obstante se pueden encontrar parásitos adultos y formas juveniles sobre la cabeza, cuello, dorso, base de la cola y ambiente, en este último se han mostrado muy resistentes. Según un cálculo hecho por un parasitólogo, una pareja de estos parásitos puede producir un millón y medio de descendientes en tres meses.

 

Los ácaros se alimentan de la exudación de la inflamación que producen y de la descamación de la piel.

 

SIGNOS CLINICOS Y LESIONES

 

La parasitación del conducto auditivo externo, produce una inflamación del tipo de una reacción alérgica, con enrojecimiento y edematización, produciendo una secreción marrón negruzca bastante característica, que puede variar de una consistencia pastosa a seca.

 

La presentación de una otitis purulenta en presencia de otodectes, de la misma forma que una gran presencia de parásitos en un animal adulto es una indicación de deficiencia inmunológica, por lo tanto debería investigarse la presencia del Síndrome de Inmunodeficiencia Viral Felina (VIF).

 

La otitis por otodectes produce generalmente prurito leve o moderado.

 

El efecto irritante sobre el conducto, se traduce en prurito que en general es de baja a mediana intensidad. Esto produce el típico sacudimiento de la cabeza y el rascado de las orejas, produciendo heridas y falta de pelo en la porción posterior de las mismas. Podemos encontrar asociadas lesiones de dermatitis miliar con costras, en la cabeza y el cuello. El animal puede estar nervioso, fácilmente irritable y con poco apetito por las permanentes molestias. En opinión de algunos dermatólogos la dermatitis con prurito en la cabeza y cuello, suele estar subdiagnosticada, por lo cual recomiendan hacer siempre los raspados de piel, inclusive aunque no se observen en el conducto auditivo.

 

Los repetidos traumatismos del cabeceo y el rascado pueden producir un hematoma del pabellón auricular (otohematoma), con lo cual se complica el cuadro clínico. Además, con el tiempo se puede asociar una infección secundaria en la mayoría de los casos por la levadura Malassezia pachydermatis, que perpetúa la otitis aún después de haberse eliminado el otodectes.

 

El prurito puede ser muy bajo o prácticamente inexistente lo cual transformaría a estos animales en portadores asintomáticos si no fuera por la presencia constante de la secreción oscura en sus oídos. Por lo tanto siempre que se observe este tipo de secreción se debe investigar la presencia de los ácaros.

 

En algunos pocos casos, puede producirse la otitis interna debido a la perforación timpánica, esto provocaría la presentación de un síndrome vestibular.

 

TRANSMISION

 

 

El estrecho contacto entre gatos facilita la transmisión de la parasitosis.

 

Esta parasitosis es transmisible por contacto directo entre gatos y perros que viven dentro del mismo hábitat. En gatos es más fácil todavía, debido a sus hábitos de mantener estrecho contacto como dormir juntos, lamerse, etc.

 

 

TRATAMIENTO CONSULTAR CON SU VETERINARIO

 

El tratamiento debe ser destinado a atacar tres puntos fundamentales:

 

1- Eliminar el parásito del paciente.

2- Controlar la infección secundaria y los agentes perpetuantes de la otitis.

3- Evitar el contagio y la reinfestación.

 

Para eliminar el parásito se debe ablandar y sacar la abundante secreción ceruminosa y luego se utilizan distintos insecticidas como los organofosforados, piretrinas, tiabendazol , ivermectina, amitraz, etc., la forma de aplicación y la frecuencia ser de acuerdo a la farmacocinética de la droga.

 

Para evitar el contagio o la reinfestación, se deberán tratar con las indicaciones anteriores todos los animales que se mantienen en contacto. El ambiente se tratará con los insecticidas ambientales utilizados para combatir las pulgas.

 

Si echas un vistazo en el interior de la oreja infectada se pueden ver restos de color marrón rojizo oscuro o negro en todo el canal del oído que se han descrito como parecidos a granos de café. Los ácaros del oído son visibles a simple vista y pueden ser vistos como puntos blancos entre los escombros oscuros. Usted puede incluso ver cómo se mueven alrededor.
Las infecciones de ácaros del oído pueden ser graves si no se tratan con el consecuente perjuicio para los canales del oído y del tímpano, la deformidad de los oídos y posible sordera.
Las infecciones bacterianas secundarias o por levadura también son comunes por lo que es importante consultar a su veterinario. Incluso puede requerir antibióticos para infecciones bacterianas secundarias.

 

 

PIOMETRA

 

La piómetra es una enfermedad infecciosa producida por bacterias y se caracteriza por la presencia de pus en la cavidad del útero o matriz.

 

Los síntomas aparecen a las 3-6 semanas después del celo. Son muy variables, pero los más frecuentes son: apatía, anorexia (dejar de comer), fiebre (en un 20% de los casos), vómitos, polidipsia (beber mucho), poliuria (orinar mucho) y deshidratación.

 

A veces, cuando la piometra es “abierta” se observa una descarga de secreción purulenta por la vagina o sangre.

Cuando la piometra es “cerrada” el pus queda retenido en el útero.

 

Algunas gatas llegan en estado de shock debido a las complicaciones graves secundarias a la piometra como: septicemia (bacterias en la sangre), endotoxemia (toxinas en la sangre), peritonitis o insuficiencia renal.

 

Prevención:

• Utilizar muy ocasionalmente los medicamentos anticonceptivos.

• Operar si no se desea que tengan descendencia.

• Hacer controles post parto del sistema reproductor con su médico veterinario.

 

Recurre lo antes posible a tu médico veterinario para que trate esta urgencia de forma inmediata.

 

El tiempo entre que empiezan los problemas y la actuación veterinaria es muy importante para la supervivencia de su gata.

 

 

 




Problemas post-parto

de la gatita



         Los problemas que pueden afectar a la gata después del parto son la hemorragia post parto, la metritis aguda, galactostasis, poca leche y fiebre de leche. Unas pocas gatas tienen problemas en aceptar a sus gatitos debido a causas psicológicas o emocionales.




 

         HEMORRAGIA
         POST PARTO



 

         El sangrado vaginal después del nacimiento no es común. Cuando está presente, está por lo general asociado a un desgarramiento vaginal asociado con bloqueo mecánico y un parto difícil. Una perdida excesiva de sangre produce shock y muerte. Si usted ve sangrado rojo brillante el cual persiste, notifique a su veterinario inmediatamente. Se puede requerir de cirugía.

 



         Esto no debe de confundirse con el pasaje de sangre roja oscuro o sangre verdosa del útero, que acompaña normalmente la separación de la placenta.

 



         METRITIS AGUDA

         La metritis aguda es una infección en las paredes del útero, que se disemina hacia arriba desde el canal de nacimiento. Se debe a contaminación bacteriana. Un lugar sin sanidad predispone a esto. Las placentas proporcionan un medio ideal para el crecimiento de bacterias. Deben de ser removidas del lugar donde nazcan los gatitos después del nacimiento de cada uno de ellos.



 

         La metritis aguda puede suceder cuando parte de una placenta ha sido retenida en el útero.
Algunos casos se deben a un feto retenido que se ha momificado. Otras causas son la contaminación del canal de nacimiento por dedos no esterilizados durante los nacimientos. Un parto difícil o muy largo y una vaginitis existente anteriormente son causas que predisponen a esto. La vaginitis debe tratarse tan pronto sea detectada, de preferencia antes de el celo y antes del parto, por supuesto.


 

         La endometritis crónica y la Piometra son otras infecciones uterinas que pueden ser confundidas con metritis aguda post parto.



 

         La mayoría de los casos de la metritis aguda pueden ser anticipados y prevenidos por un chequeo post-parto. El veterinario por lo general querrá limpiar el útero con una inyección de Pitocin o Ergovine. También se indican antibióticos preventivos si el canal de nacimiento fue contaminado durante el parto por dedos o instrumentos.



 

         Una gata con metritis aguda esta letárgica, cuelga su cabeza, se rehúsa a comer y tiene una temperatura de 103-105 grados F. Puede dejar de limpiar el nido y de cuidar a sus gatitos. Los gatitos se ven sucios, lloran mucho y pueden morir repentinamente. Este podría ser el primer signo de que la gata está enferma.

         Hay una descarga verdosa, pesada, sangrante, oscura, con apariencia de sopa de tomate, la cual aparece entre dos a 7 días después del nacimiento. No debe ser confundido con la descarga verdosa normal que aparece dentro de las 12-24 horas después del parto, o de la descarga ligera, color rojizo, serosanguinea que dura una semana. Una descarga normal no está acompañada de una fiebre alta, de sed excesiva o de otros signos de toxicidad como el vómito y la diarrea.




 

         Tratamiento



 

         La metritis aguda pone en riesgo la vida de la gata. Se debe consultar al veterinario inmediatamente para salvar la vida de la gata. Los gatitos tendrán que quitársele a la mamá y ser criados a mano. Si la infección se esparce por su corriente sanguínea, la sangre se puede volver toxica.



 



         MASTITIS



 

         Dos condiciones del amamantamiento que afectan a la gata con leche son la galactostasis y la mastitis aguda. Una condición por lo general lleva a la otra.



 

Galactostasis

         Esta es una forma de la mastitis causada por demasiada leche en la glándula mamaria, debido a sobre producción o porque la teta no está siendo succionada adecuadamente por los gatitos. También puede ocurrir durante un embarazo falso, donde no hay gatitos que tomen la leche.



 

         Las glándulas afectadas, por lo general las posteriores se encuentran duras, calientes y duelen al tocarlas. Se puede utilizar papel de ph para conocer la acidez de la leche. La leche normal felina debe tener un ph de 6.0 a 6.5 (el calostro por lo general tiene 7.0). La leche (NO el calostro) que tiene un ph de 7 está infectada y enfermara a los gatitos.




 

         Tratamiento



 

        Ponga toallas húmedas tibias dos veces al día
y exprima la teta para que salga algo de la leche coagulada. Su veterinario podría prescribir testosterona o un diurético para aminorar la hinchazón; y podría recomendar que le de menos comida a la gata. Si la gata no tiene gatitos, las tetas deben secarse.



 

         Las tetas muy coaguladas pueden infectarse, lo cual llevaría a una mastitis aguda. Por lo general esto puede prevenirse al prescribir un antibiótico de larga duración tal como Bicillin.


 



       Mastitis Séptica Aguda

(Infección de la teta o absceso)


 

         La mastitis aguda es una infección de una o más glándulas mamarias debido a bacterias que entran el pecho durante la lactancia a través de alguna cortada o raspón.
Algunos casos son por la sangre y derivados de la metritis aguda. La leche de un pecho infectado es toxica y contiene bacteria que puede causar septicemia a los gatitos o muerte súbita.

En todos los casos de muerte súbita de los gatitos, revise la vagina por si hay descarga purulenta y cada pecho para ver signos de mastitis aguda.

La presencia de fiebre corrobora el diagnostico de una infección materna.



 

         Una glándula mamaria con mastitis aguda esta inflamada, dolorosa y rojiza-azul en apariencia. La leche puede estar sanguinolenta, gruesa, amarilla o que hace hilos. En algunos casos la leche parecera normal pero tiene ph de 7 o mayor.
Las madres con mastitis aguda no comen, están inquietas y tienen fiebre ( lo cual sugiere abcesos).



 



         Muchos casos de mastitis aguda pueden prevenirse al cortar las uñitas de los gatitos cuando tienen de dos a 3 semanas de edad. El pelo alrededor de los pezones de la gata es protector y no debe cortarse.





         Tratamiento



         Quítele todos los gatitos inmediatamente y contacte a su veterinario. Esta enfermedad debe ser tratada por un veterinario. El tratamiento consiste en antibióticos y masajes a las glándulas 3 o 4 veces al día, además de poner compresas calientes.



 

En algunos casos el pezón de un pecho infectado puede ser envuelto de manera que los gatitos puedan comer de los otros. Si más de un pecho está infectado, o la leche es toxica entonces deben criarse los gatitos a mano.

 

 

         CANTIDAD
INSUFICIENTE DE LECHE

   (Agalactia)

         La acción de chupar de los gatitos recién nacidos es un estímulo importante para que baje la leche. Cuando los gatitos no maman en 24 horas, la leche se empieza a secar.



 

         La mayoría de las gatas harán que los gatitos empiecen a comer tan pronto como nacen. Una gata primeriza puede estar muy asustada como para permitir que los gatitos coman al principio. Calme a la madre. Acuéstela de lado y ponga a los gatitos en su pecho, continue con este proceso hasta que aprenda a aceptarlos.



 

         La leche puede ser ayudada a fluir por Pitocin y otras hormonas. Discuta esta posibilidad con su veterinario.

 



         Un pezón deformado puede causar dificultades para mamar. Examine todos los pezones para asegurarse de que estén abiertos, formados y erectos. Las discrepancias se pueden corregir al masajear el pecho para estimular el flujo de la leche y poniendo un gatito vigoroso a que coma de él.




 

Ocasionalmente pareciera que la gata no produce la
suficiente leche para alimentar a los gatitos. Esto puede ocurrir con las madres primerizas y con las que tienen camadas muy grandes. Es muy importante que una madre con gatitos requiera los nutrimentos suficientes. Una deficiencia en la ingestión de calorías, particularmente después de la segunda semana cuando las demandas de leche son mayores, puede causar poca leche.

 



         Es posible que se requiera alimentar a los gatitos con leche artificial cuando son demasiados gatitos o la gata no tiene suficiente leche.

 



         FIEBRE DE LECHE (Eclampsia, Tétano Puerperal)

 



         La eclampsia se debe a un desbalance en el mecanismo regulatorio del calcio, lo cual lleva a
niveles bajos de calcio en la sangre. Se le llama fiebre de leche porque usualmente ocurre durante las primeras 3 semanas de la lactancia cuando hay un alto consumo de los depósitos de calcio del cuerpo. Menos común es cuando ocurre en las últimas etapas de la preñez o antes de tener los gatitos. Es más frecuente en gatas con camadas muy grandes.




 

         Niveles bajos de suero de calcio causan tétanos. Los primeros signos son agitación, ansiedad, respiración agitada y membranas mucosas pálidas. Una gata también frecuentemente deja a sus gatitos y empieza a caminar de arriba a abajo. Camina con las patas muy derechas, sin coordinación. Los músculos de la cara se contraen y exponen los dientes. Cuando la condición empeora, se cae de lado, patea con las cuatro patas y babea mucho.

 



         La temperatura muchas veces se eleva hasta los 106 F. Esto causa más jadeo, elimina el dióxido de carbono, aumenta el ph de la sangre y baja los niveles de calcio aún más. Si no hay tratamiento dentro de 12 horas la gata morirá.




 

         Algunas gatas están predispuestas a la fiebre de leche. Si su gata ha tenido fiebre de leche en el pasado, discuta con su veterinario la posibilidad de darle suplementos de calcio durante la última mitad de la preñez.

 



         Tratamiento



 

         El tétano puerperal es una verdadera emergencia. Notifique a su veterinario cuanto antes. Se deben de dar soluciones intravenosas de calcio a los primeros signos para reestablecer los niveles normales de calcio en la sangre. La arritmia cardiaca puede ocurrir cuando el calcio es dado con demasiada rapidez, por lo que lo debe aplicar un veterinario.



 



Si la temperatura rectal es de ms de 104 grados, trate como lo haría para Colapso por Calor mientras espera que llegue su veterinario.



 



         Los gatitos deben de quitársele a la gata y ser alimentados a mano. Si ya tienen 3 semanas de edad, pueden ser destetados. Los gatitos más jóvenes pueden ser regresados a la madre cuando esta se recupere pero siempre y cuando sean solo 30 minutos dos o tres veces al día. Las madres que continuaran dando de comer deben ser suplementadas con calcio, fosforo y vitamina D.



Fuente:

http://members.tripod.com/~info_cat/problemaspp.html

 

CORONAVIRUS CoVF

y PERITONITIS INFECCIOSA PIF

 

El CoVF es un virus muy contagioso que infecta a casi todos los gatos que entran en contacto con él. La principal vía de infección son las heces de gatos infectados, y los gatos sanos se infectan al compartir bandejas de deposición con gatos infectados. La segunda vía más importante de infección es la exposición no intencional de gatos no infectados a partículas minúsculas de heces infectadas que se encuentran en los zapatos o ropas o manos de los seres humanos. Es altamente probable que los gatos no infectados traguen el virus cuando se asean, o cuando su alimento se contamina con partículas de heces.

Lávate las manos: Si eres de esas personas que no pueden resistir darle cariño a cualquier gato de la calle para luego jugar con el tuyo en casa, asegúrate de lavarte bien las manos ANTES de tocar tu gato. Tú puedes infectarlo con el virus del gato realengo.

 

Existen 2 tipos de coronavirus felinos reconocidos: el Coronavirus Entérico Felino (CVEF) y el virus de la Peritonitis Infecciosa Felina. (PIF)

 

En términos genéticos y antigénicos ambos virus son iguales. Los estudios realizados indican que el VPIF es una mutación del CVEF. Aún se desconoce el origen de esta mutación: no se sabe si el virus muta en el gato infectado con CVEF y este gato es el que probablemente enfermara de PIF o si el virus mutante se genera en el intestino de un gato infectado con CVEF, sale al exterior con el excremento y es ingerido por otro gato expuesto.

 

 

 

La peritonitis se caracteriza por tener dos categorías: el mojado y el seco.

 

Síntomas del FIP mojado (Wet FIP): La característica del FIP mojado es acumulación de líquido en los órganos, como abdómen inflamado por exceso de fluido en el estómago o fluidos en el corazón, síntoma que causa muerte instantánea.

 

• Fiebre

• Pérdida de apetito

• Pérdida de peso

• Estornudos y secreciones nasales

• Depresión

• Deshidratación

• Anemia

• Vómitos y diarrea

• Dificultad para respirar

 

Síntomas del FIP seco (Dry FIP): Sus síntomas son similares al mojado con la diferencia de que no produce líquido. Por esto es más difícil de diagnosticar. Afecta una variedad de órganos en especial los ojos, cerebro, hígado, riñones y páncreas. El 60% de los casos presentan síntomas en el ojo y cerebro.

 

• Anemia

• Piel amarilla

• Diarrea

• Fiebre

• Depresión

• Síntomas neurológicos como falta de coordinación y pérdida de visión.

 

 

  

UN GATO SANO DEBE TENER:

OJOS LIMPIOS Y TRANSPARENTES.
BOCA DE ALIENTE FRESCO.
OIDOS LIMPIOS.
PIEL SUAVE Y TERSA, CON AUSENCIA DE BULTOS.
PELO BRILLANTE.

UN GATO PUEDE ESTAR ENFERMO SI:

SUSTANCIA CÉREA MARRÓN EN LOS OÍDOS (ÁCAROS).
MAL ALIENTO (GINGIVITIS).
AL COGERLE DE LA PIEL RECUPERA CON LENTITUD SU TERSURA (DESHIDRATACIÓN).
CALVAS EN EL PELAJE.
PIEL CON COSTRAS Y ULCERACIONES (SARNA, TIÑA).
ANO SUCIO O IRRITADO (DIARREA).
TERCER PÁRPADO O MEMBRANA NICTITANTE VISIBLE.
SUPURACIÓN, HINCHAZÓN O ALOPECIA DE LA COLA (COLA PELADA).

Si has observado un comportamiento extraño, alguno de los síntomas señalados o simplemente sospechas que tu mascota pueda estar enferma te recomendamos que acudas lo antes posible a tu veterinario.

Vacunar y desparasitar a su gato siguiendo su calendario.

ENFERMEDADES. SINTOMAS Y TRATAMIENTOS.



LOMBRICES INTESTINALES

Síntomas: pelo opaco, picor anal, inapetencia, inactividad, diarrea, vómitos, perdida peso, alergias, presencia en las heces.
Todos los gusanos que pueden infectar al gato pertenecen a dos grandes grupos: los gusanos planos o tenias (cestodos) y los gusanos redondos (nematodos). Dentro de estos últimos pueden distinguirse entre ascaris, ancilostomas y trichuris. Aunque bastantes frecuentes nocausan problemas graves.

CESTODOS (TENIAS): Echinococcus granulosus (quiste hidatídico), Diphylidium canium (tenia cucumerina). Puede ser transmitida por medio de las pulgas, ingestión de ratones, heces o tierra.
Síntomas: aparición de gusanos planos del tamaño de un “grano de arroz” en las heces.
Tratamiento: drontal gatos, droncit, teniciven.

ASCARIS (ASCARIDES): Toxocara cati, son blanquecinos de hasta 18 cm, viven en el intestino delgado pero las larvas realizan una migración entero-hepato-pneumo-tráqueo-enteral. Se transmiten por ingestión de huevos, por la placenta incluso a los gatitos a través de las glándulas mamarias. Puede transmitirse al hombre (zoonosis).
Síntomas: diarrea espumosa blanquecina, vómito, estómago hinchado.
Tratamiento: telmin, canex, piperciven, ascaricida-n

ANCILOSTOMAS (ANQUILOSTOMAS): Ancylostoma tubaeforme y brazilensis, son blanquecinos de 20 mm y hematófago. Pueden infectar por la ingestión de sus larvas o al penetrar por vía cutánea para alojarse finalmente en el intestino delgado. Poco frecuente en gatos.
Síntomas: diarrea hemorrágica, astenia, no bebe agua, anemia, debilidad general, hemorragia interna, dermatitis.
Tratamiento: drontal gatos, canex, telmin, piperciven.

TRICHUROS (TRICUROS): También llamados tricéfalos son menos frecuentes. La ingestión de los huevos microscópicos provocan la infección, los adultos son hematófagos y viven en colon y ciego. Muy resistente.
Síntomas: diarrea cíclica con estrías de sangre, ocre-amarillenta. Tratamiento: drontal gatos.

FILARIA (Dirofilaria immitis), es un parásito blanquecino de 20-30 cm, hematófago, transmitido por el mosquito Aedes aegypti, que se fija en corazón y arterias pulmonares. Es típico de zonas cálidas y húmedas sus síntomas pueden confundirse con los del asma.
Síntomas: trastornos cardiocirculatorios, fatiga, dificultades respiratorias, baba en boca, tos y respiración irregular, ascitis (acumulación de líquidos en zona abdominal), hepatitis, edema pulmonar, insuficiencia renal.
Tratamiento: protección contra mosquitos y antiparasitarios internos

ENFERMEDADES PROTOZOOARIAS

COCCIDIOSIS: Los coccidios son transmitidos por la ingestión de sus huevos, que pueden encontrarse en ratones, pájaros u otras presas ocasionales, y que una vez en el intestino eclosionan.
Síntomas: diarrea, hemorragia, anemia, deshidratación, pérdida de peso, vómito, dolor al palpar el estómago.
Tratamiento: sulfamidas (sulfametazina, sulfametaxipiridazina), como Poli-cocci y rehidratantes.

TOXOPLASMOSIS: infección protozoaria causada por el Toxoplasma gondii, que el gato siempre contrae alguna vez en su vida pero sin consecuencias para su salud. A través de las heces puede transmitirse al hombre, provocando malformaciones en el feto en mujeres embarazadas.

PARASITOS EXTERNOS

PULGAS: Ctenocephalides felis, Pulex irritans, parásitos hematofagos, de 0,5 cm y color rojizo, huésped intermedio de tenias además de transmitir la anemia infecciosa felina.
Síntomas: picazón intensa entorno a los ojos, orejas y ano, calvas en el pelaje.
Tratamiento: limpiar el polvo de carbón (sangre chupada) y utilizar productos antiparasitarios externos

GARRAPATAS gen. Ctenocephalides fundamentalmente, no suelen afectar a los gatos que no salen de casa se fijan principalmente en las articulaciones de las extremidades, cabeza y partes inferiores.
Síntomas: picazón y malestar.
Tratamiento: eliminar mecánicamente con éter, alcohol o aceite, y aplicar productos antiparasitarios externos

SARNA DE LA CABEZA Y COMUN: ácaros gen Sarcoptes, se manifiestan en la cabeza y zonas donde la piel es más fina y carece de pelo como axilas, ingle, vientre, abdomen, base de la cola y los extremos de las articulaciones.
Síntomas: falta de apetito, dermatitis, alopecias, pequeñas costras hemorrágicas, descamación de la piel, olor a grasa rancia, picazón intensa y caspa.
Tratamiento: eliminar capa de piel excesiva, baños con jabón a base de azufre y acaricidas externos

SARNA OTODECTICA: Otodectes cynotis, ácaro del oído que se alimenta de residuos epidérmicos y cerumen.
Síntomas: otitis con prurito, costras gruesas de color rojizo marrón mezcladas con el cerumen, otohematoma, movimiento insistente de la cabeza.
Tratamiento: limpieza máxima del conducto auditivo y productos otológicos de acción acaricida como Carolan.

TIÑA: las dermatomicosis, o infección por hongos (microsporum canis) se localizan fundamentalmente en hocico, orejas, garras y colaformando calvas circulares.
Síntomas: morderse, rascarse, limpiarse el pelo en exceso calvas de pelo, problemas cutáneos y descamación.
Tratamiento: griseofulvina oral, itraconazol u otros antimicóticos


ENFERMEDADES CONTAGIOSAS

PANLEUCOPENIA FELINA (EIF): Enfermedad  causada por el parvovirus felino, tambien llamada enteritis infecciosa felina, distemper felino.

Síntomas: inapetencia, fiebre, vómito espumoso, disentería amarilla-grisáceas, o hemorrágicas, oscuras y con mal olor, dolores abdominales, disminución de leucocitos en sangre.
Tratamiento: antiemético, antidiarreico, antibiótico, sol glucosadas y Ringer lacteado.
Vacunación.


CALICIVIROSIS (CVF): cepa virulenta del resfriado común.
Síntomas: fiebre moderada, estornudos, aumento de salivación, úlceras en boca, ampollas en la lengua. Puede llegar a afectar al pulmón.
Tratamiento: vacunación, remitir síntomas.

RINOTRAQUEÍTIS FELINA (RVF): gripe del gato, causa estragos en cachorros no vacunados. Síntomas: trastornos respiratorios, fiebre, mucosidad, estornudos, conjuntivitis, lagrimeo, tos, ulceraciones en la córnea del ojo.

CLAMIDIASIS: cepas del resfriado común menos virulentas.
Síntomas: lagrimeo, inapetencia, fiebre. Tratamiento: vacunar y remitir los síntomas.

LEUCEMIA FELINA (LVFe): la infección se produce por contacto con otros animales portadores de la enfermedad; entre el contagio y la aparición de los síntomas clínicos pueden pasar años. Síntomas: inapetencia, somnolencia, debilidad, anemia, aparición de tumores y enfermedades sanguíneas.
Tratamiento: vacunar.

PERITONITIS INFECCIOSA FELINA (F.I.P): enfermedad viral producida por un coronavirus, que afecta sobre todo a los gatos que conviven con un gran número de congéneres.
Síntomas: Apatía, anorexia, pérdida de peso, dilatación del abdomen, edema pulmonar y abdominal.

Transmisión oro-fecal.
Tratamiento: no existe.

Actualmente no existe ninguna prueba de laboratorio  que resulte concluyente en el diagnostico de la enfermedad.

RABIA: (rabdovirus) enfermedad incurable, mortal y que puede transmitirse al hombre.
Síntomas: cambio de carácter, paralización de los músculos de la garganta y carrillos que provoca dificultades para comer, beber y una expresión extraña de la cara, babeo abundante.
Tratamiento: vacunar

TIFUS: enfermedad viral de carácter muy contagioso y de gran mortalidad sobre todo en gatitos.
Síntomas: diarrea, vómitos, fiebre.
Tratamiento: vacunación.

CORIZA:
Síntomas: goteo a nivel de nariz y ojos, estornudos, fiebre y lesiones ulcerativas en la boca, la complicación de la enfermedad puede acarrear la aparición de secreciones purulentas en ojos y nariz, así como pulmones.
Tratamiento: vacunar.

INMUNODEFICIENCIA FELINA (F.I.V.): Este virus, transmitido por mordedura, provoca en el gato un síndrome de inmuno-deficiencia muy similar al del hombre, no siendo transmisible a éste. Tratamiento: no existe.

ANEMIA INFECCIOSA FELINA (AIF) y la LEUCOSIS son otras de las enfermedades contagiosas que provocan trastornos en la sangre (falta de hierro y leucocitos respectivamente).
Tratamiento: vacunar.

ENFERMEDADES GENERALES

ABSCESOS, bultos palpables con pus producidos por la infección de una herida abierta cuando la piel se cierra sobre ella.
Síntomas: falta de apetito, cambio de comportamiento, pelo reseco y abierto sin presencia de heridas pero con bulto palpable.
Tratamiento: aplicar un paño empapado en agua caliente (sin escaldar la piel). El agua caliente extraerá el pus del acceso y penetrará bajo la piel si se hace una pequeña abertura apretando suavemente. Después de extraer todo el pus posible, lave la región con agua templada y aplique agua oxigenada con un poco de algodón. Como el acceso necesita exudar el pus no vende la zona.

ACNÉ, localizado en torno a la barbilla y boca pueden deberse a alergias, alimentación o presencia de cuerpos extraños.
Síntomas: aparición de granos “de café” y bultos.
Tratamiento: lavar zona afectada con jabón neutro, aclarar y secar bien (la humedad favorece la aparición de acné) y frotar la zona con harina de maíz en gatos de pelo claro y con tierra de batán en los de pelo oscuro con el fin de que los granos se sequen antes.

ALERGIA, los gatos son muy propensos a las alergias, incluso pueden ser alérgicos entre ellos, al polvo, determinados antiparasitarios, perfume, maquillaje, detergentes etc.
Síntomas: tos, estornudos, dificultades respiratorias, picazón, lagrimeo.
Tratamiento: eliminación de los factores causantes

BRONCONEUMONÍA, inflamación aguda de los bronquios y alveolos pulmonares.
Síntomas: tos, fiebre, catarro, emisiones mucopurulentas, estado sensorial alterado, dificultad respiratoria.
Tratamiento: antibióticos (penicilinas, tetraciclinas) y sulfamidas junto con mucolíticos y fluidificantes del esputo (acetilcisteína).

CAÍDA DEL PELO, si esta se produce fuera de la época de muda puede deberse a una mala alimentación, presencia de parásitos o un ambiente excesivamente caldeado.
Síntomas: caída del pelo.
Tratamiento: mejorar su alimentación, complementar con vitaminas y uso de antiparasitarios externos.

CATARATAS, opacidad del cristalino de causas congénitas, metabólicas o traumáticas.
Síntomas: dificultades en la visión.
Tratamiento: intervención quirúrgica.

CASPA, el exceso de caspa (un poco forma parte de la muda normal) puede deberse a una dieta deficiente, a una carencia de aceites o algún parásito o enfermedad de la piel. Los gatos castrados (por deficiencia hormonal) y los viejos (de pelo más seco y recio, con piel más escamosa) son más propensos a la caspa.
Síntomas: aparición de partículas grisáceas y blanquecinas sobre el pelo, con descamación de la piel.
Tratamiento: suplementos alimenticios y baños frecuentes.

COLA PELADA, acumulación de una sustancia marrón producida por la glándula localizada en la parte superior de la cola del gato, cerca de la base.
Síntomas: hinchazón, ampollas, enrojecimiento e irritación con alopecia en la zona.
Tratamiento: lavar y secar completamente la zona afectada con regularidad y aplicar un bálsamo para la irritación.

CÓLICO, contracción espasmódica de una víscera.
Síntomas: ataques repentinos y agudos con dolor, postración, ansiedad y dolor localizado.
Tratamiento: antiespasmódicos.

DIARREA
Síntomas: aumento de la frecuencia de defecación y/o contenido hídrico.
Tratamiento: eliminar agente causante, dejar de comer durante 4 días aunque se le ofrecerá agua para evitar deshidratación.

ENDOMETRITIS, inflamación de la matriz (mucosa del útero) frecuentes en gatas ancianas y en tratamientos abortivos o inhibidores del celo.
Síntomas: malestar general, vómitos, anemia, aumento de la temperatura corporal y flujo maloliente que sale por la vulva.
Tratamiento: antibióticos inyectables (penicilina, cefalosporina) o intervención quirúrgica.

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS: Aunque haya vacunado a su gato contra la grave “gripe del gato” (RVF) sigue estando expuesto a unas 100 formas más de resfriado (incluso la vacuna contra la clamidiasis sólo lo inmuniza frente a 8 o 9 formas de resfriado común).
Síntomas: ojos llorosos, estornudos y tos, incluso congestión nasal o de pecho. En casos graves mucosidad densa amarillo-verdosa, con o sin sangre.
Tratamiento: antibióticos en jarabe, comprimidos o gotas nasales.

ENFERMEDADES OCULARES, pueden ser de diverso origen: irritación por pelos en los ojos, conjuntivitis, entropión (párpado dirigido al globo ocular) o falta de higiene.
Síntomas: presencia de legañas o lagrimeo excesivo.
Tratamiento: limpiar con gasa empapada en suero fisiológico y dar un colirio o antibiótico en gotas cuando proceda.

ESTOMATITIS, inflamación de la mucosa bucal debido a agentes infecciosos, irritantes o traumáticos. Puede atacar a otras zonas como paladar, lengua, encías. El sarro es un factor desencadenante.
Síntomas: mal aliento, dificultad de masticación, enrojecimiento difuso de la cavidad oral.
Tratamiento: antibióticos e higiene bucal.

FARINGITIS, inflamación de la mucosa debido a agentes infecciosos, físicos, químicos o traumáticos.
Síntomas: dificultad de deglución, ataques de tos, fiebre, cansancio y anorexia.
Tratamiento: eliminar agente primario.

MASTITIS, inflamación de las glándulas mamarias debidos a agentes bacterianos. La presencia de leche es un factor que predispone a esta enfermedad.
Síntomas: fiebre, inapetencia, dolor local en mamas con aumento de temperatura y presencia de tumores.
Tratamiento: antibióticos por vía general (penicilina, tetraciclina) con antiinflamatorios y paños fríos.

PIOMETRA, infección uterina por el desarrollo de agentes bacterianos frecuente tanto en gatas con escasos celos o muy separado como en gatas de celos frecuentes.
Síntomas: abatimiento, falta de apetito, mucha sed y necesidad de orinar continuada, fiebre, supuración vaginal de color crema, espesa y maloliente, hinchazón del abdomen.
Tratamiento: antibióticos o intervención quirúrgica (extirpación ovarios y úteros).

OTITIS, proceso inflamatorio del conducto auditivo o estructura interna del oído causado por agentes traumáticos, bacterianos, hongos o parásitos.
Síntomas: movimiento continuo de las orejas, intenta rascarse, quejarse y mantiene ladeada la cabeza.
Tratamiento: productos antibacterianos, parasitarios y antimicóticos de uso local.

PANCREATITIS, inflamación del páncreas debido a una mala alimentación, agentes bacterianos o víricos.
Síntomas: aullidos escandalosos, vómitos, dolores abdominales, diarrea y síntomas nerviosos. En los casos más graves dificultad digestiva y emisión de heces grasientas y amarillentas.
Tratamiento: antibióticos, dieta pobre para no estimular el páncreas y rehidratantes por vía intravenosa (Ringer lacteado, solución glucosada).

PODERO O PODODERMATITIS, inflamación aguda de los dedos, con aspecto purulento debido a la infección bacteriana de heridas. Puede incluso provocar la necrosis (muerte de tejido) del dedo atacado.
Síntomas: dolor local, aumento de volumen y temperatura del punto afectado, con fallos funcionales. Fiebre general, inapetencia.
Tratamiento: antibióticos y antiinflamatorios con aplicación de venda protectora.

SEPTICEMIA PUERPERAL, infección bacteriana extendida en el útero después del parto. La no completa expulsión de la placenta en el parto es un factor desencadenante.
Síntomas: pérdidas oscuras y malolientes por las vías genitales, fiebre, inapetencia y retiro de la leche de las mamas.
Tratamiento: antibióticos por vía general o mediante irrigaciones uterinas, uterotónicos (metilergometrina)

SINDROME UROLOGICO FELINO (CÁLCULOS): El SUF, FUS FLUTD no es más que la cistitis del gato debida a la formación de cálculos de estruvita o fosfato-amónico magnésico.
Síntomas: incontinencia (necesidad frecuente de orinar) con presencia de dolor agudo, incluso con sangre, no usar el cajón de tierra, lamerse la zona urinaria con frecuencia y mucha sed; en los casos de mayor gravedad obstrucción de la uretra y formación de cálculos renales.
Tratamiento: la formación de estos cálculos puede limitarse mediante alimentos que favorezcan una orina ácida (lights), desbloquear la uretra, administración de antibióticos, extirpación quirúrgica.

 

 

 

 

 

ACUDA AL VETERINARIO

 

 

 

 

Como darle una pastilla

 

 

 

Lo mejor es coger al gato, abrirle la boca y meterle la pastilla de manera que caiga al fondo, cerramos la boca y sujetamos unos segundos porque si no la escupirá. Si queréis, después de meterle la pastilla podéis darle un poco de agua con una jeringuilla, así le obligamos a tragarla o simplemente después de cerrarle la boca le acariciamos la garganta como si fuera un suave masaje que le ayudará a tragar.

 

 

Anatomía del gato

 

 

 

Esqueleto y músculos de los gatos

 

 

 

 

Una de las cosas que más nos llama la atención de los gatos es esa majestuosidad que tienen al caminar, al saltar, al jugar. Y entre otras cosas se debe a su estructura ósea y muscular.

 

El gato tiene un esqueleto formado por 233 huesos. Es un esqueleto ligero, flexible y robusto. Su columna vertebral está formada por vértebras más gruesas que las de otros animales, pero con uniones más flexibles.

El gato tiene más de 500 músculos, entre ellos el músculo cutáneo que envuelve su cuerpo y le aporta una gran elasticidad.

Además, los gatos andan casi de puntillas, así los huesos de los pies son muy largos pero sólo apoyan la punta de los mismos.

 

Importantísimo no desungular al gato. 

 

 

 

Oído del gato

 

 

Sus pabellones auditivos están compuestos por treinta músculos que les permiten mover las orejas en cualquier dirección y los órganos que controlan el sentido del equilibrio


Pese a que son agilísimos equilibristas, no es raro que por una distracción o un error de cálculo acaben con sus huesos en el suelo. Las fracturas de miembros, maxilares o daños en tórax son las consecuencias más frecuentes.

Aunque resulte contradictorio, se ha comprobado que el daño que puede sufrir el gato es mayor cuanto menor es la distancia de la que cae. Es decir, la caída tiene peores consecuencias si se produce desde un primer piso que si es desde un segundo o un tercero.

Evidentemente, el daño que pueda tener el gato después de la caída también depende de otros factores, como el lugar dónde cae, la velocidad del impacto, el peso del animal,…

La explicación de este hecho es que cuando el gato nota la aceleración de la caída adopta una postura encogida con las patas estiradas, que al llegar al suelo le permite amortiguar el efecto del impacto. Si la caída se produce desde un primer piso, el gato no tiene tiempo de adoptar la mencionada postura.

 




Prefieren los sonidos agudos y que no haya demasiado ruido.


Los gatos perciben sonidos con frecuencias de hasta 60 kHz
, cuando por ejemplo el límite máximo de frecuencias audibles por los perros está entre 15 y 35 kHz y en los humanos entre 15 y 20 kHz.

 

En los felinos las enfermedades óticas más comunes son, heridas, hematomas, dermatitis solar (debida a la exposición al sol y ocurre casi siempre en gatos de orejas blancas o de color muy claro, al principio puede parecer simplemente enrojecida y descamada, pero al progresar la enfermedad aparecen úlceras) y costras, sarna, ácaros (como suciedad de color café), otitis parasitaria producido por el ácaro otodectes en el canal vertical (como puntitos blancos), otitis supurativa, enfermedad del oído medio con signos que incluyen dificultades en mantener el equilibrio, balanceo del cuerpo y tropiezos, tendencia a andar en círculos, inclinación de la cabeza…. al no haber signos externos de infección, puede ser difícil establecer un diagnóstico, ya que el tímpano suele estar intacto y el pus semisólido, el examen radiográfico puede ser útil para el diagnóstico.

 

 

Para la limpieza del oído es importante utilizar productos desarrollados a tal fin, o a lo sumo agua tibia, y nunca productos agresivos como agua oxigenada, que podrían provocar quemaduras en las orejas de nuestro perro o gato.

También procuraremos usar bolas o discos de algodón y no hisopos, pues podríamos provocar daños graves en los oídos del animal y que jamás caiga en el interior del oído, la limpieza se hará de forma externa en la parte en que tengamos el acceso fácilmente.

 

Luego de la limpieza, podremos secar la zona con un disco de algodón o gasa, deslizándolo suavemente.

Estas tareas de higiene deben ser realizadas con cierta regularidad, aunque si la mascota sufriera infecciones crónicas o alguna patología específica, debemos consultar al veterinario.

 

 

 

Visión del gato

 

 

 

Visión binocular: sus ojos están orientados hacia adelante, para poder hacer un cálculo correcto y tridimensional de la distancia, como buen cazador. Además, tienen un campo de visión de 186º, lo cual es un gran angular que le permite controlar todo su entorno.

 

Pupila: tienen una extraordinaria visión de noche porque pueden abrir su pupila en forma redonda al máximo para aprovechar la poca luz del ambiente, pero de día también tienen una buena visión ya que pueden cerrar la pupila dejando una fina rendija. Cuando están asustados o excitados también dilatan totalmente la pupila.

 

Tapetum lucidum. Es un “espejo” situado detrás de su retina que le permiten aprovechar al máximo la escasa luz por la noche. Los gatos pueden ver con la sexta parte de luz que nosotros.

 

Los colores. Los gatos, como nosotros, tienen dos tipos de receptores: los bastoncillos para ver con poca luz y los conos para diferenciar los colores. Si bien, el gato tiene 25 bastoncillos por cada cono y nosotros 4 bastoncillos por cada cono, por eso el gato tiene menor capacidad para diferenciar colores pero mucha más capacidad para ver con poca luz.

 

 

 

 

 

ORGANO VOMERONASAL

 

 

¿Un gato con la boca abierta?

  

Los gatos disponen de un especializado sistema que les permite olfatear y paladear al mismo tiempo.

 

Esta "mueca" se llama reflejo de flehmen, un comportamiento que se da en los felinos y otros mamíferos (como los caballos, por ejemplo).

 

Sirve para la detección y el reconocimiento de feromonas, gracias a un órgano situado en el paladar, llamado órgano vomeronasal o de Jacobson.

 

Este órgano permite al gato "saborear" los olores, en una acción conjunta de los sentidos del gusto y el olfato.

El aire no atraviesa esta estructura si el animal no realiza una pose concreta: el comportamiento de Flehmen con la boca parcialmente abierta, los labios hacia abajo, la nariz arrugada… cerrando la ruta respiratoria normal y dirigiendo el aire hacia los incisivos; este comportamiento agranda la apertura de los conductos nasopalatinos y activa el mecanismo de succión del aire.

De esa forma, el aire recogido es chequeado.

 

Esta acción tan sutil puede no ser evidenciada por los propietarios, y generalmente es utilizado para “analizar” la orina de otros animales, algo muy importante para los machos: podrán conocer la condición sexual de las hembras.

 

 

 

 

 

 

No son pocos los casos de gatos intoxicados por este tipo de productos de antiparasitarios externos que suponen en el gato casi la mitad de las intoxicaciones, siendo los piretroides (en especial la permetrina) el principal compuesto.

La mayoría de estos casos de intoxicación ocurren al aplicar en nuestros gatos productos de desparasitación que son exclusivos para perros, por equivocación, a la hora de aplicar el tratamiento antiparasitario cuando tenemos perros y gatos en casa conviviendo juntos, o también por lamido por parte del propio gato del producto aplicado sobre el perro.

 

Piretrinas (insecticidas: permetrina, remetrina, fenvalerato, deltametrina, cipermetrina, tetrametrina).

 

- Modo de acción: Incremento de la conducción de iones sodio a través de la membrana nerviosa.

 

- Signos clínicos: Temblores, fasciculaciones musculares, incoordinación, hiperactividad, desorientación, opistótonos, convulsiones, vocalizaciones, agresividad, depresión, estupor o coma, salivación excesiva, vómitos, anorexia, dolor abdominal, bradicardia, aumento de los ruidos pulmonares húmedos, disnea intensa, tos, jadeo, hipotermia en gatos, irritación cutánea, pérdida de pelo, emaciación, dilatación o constricción pupilar, deshidratación y aumento de la sed.

 

- Tratamiento: No existe antídoto.

Lavado del animal en caso de exposición cutánea.

Lavado gástrico, administración de carbón activado y sulfato sódico, si la exposición fue oral. Repetir la administración de pequeñas cantidades de carbón activado cada 6 horas durante 24 horas.

No administrar aceite ya que puede favorecer la absorción.

Atropina a dosis preanestésicas, no es un antídoto pero puede aliviar algunos signos clínicos.

Tratamiento sintomático y de apoyo.

 

 



- ¿LEISHMANIOSIS EN GATOS?



- FILARIOSIS

 



Virbac y La Leishmaniosis en España:

 

En gatos es algo muy infrecuente, pero si se han encontrado algunos casos. El causante de la leishmaniosis felina es el mismo mosquito que pica a los perros, lo que ocurre es que los gatos si están sanos, no se ven afectados por la enfermedad.


Desde que se descubrió esta enfermedad en gatos en 1902, se han dado menos de 100 casos de leishmaniosis felina.



La leishmaniasis (o leishmaniosis) es una enfermedad zoonótica causada por un protozoo del género Leishmania y transmitido por la picadura de mosquitos de los géneros Phlebotomus en Europa, África y Asia y Lutzomyia en América. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas fatales. La enfermedad, por su naturaleza zoonótica, afecta tanto a perros como a humanos.



Pero la enfermedad de la filariosis, el peligroso gusano del corazón, se transmite por medio de 50 especies diferentes de mosquitos. Luego de la picadura, las filarias adultas se ubican en su corazón, causando, en los peores casos una falla cardiaca seguida de muerte.

 

Es una enfermedad que puede tardar en manifestarse, en algunos casos, incluso tarda años en mostrar sus síntomas.


Solo el veterinario cuenta con la capacidad y los conocimientos para detectar la presencia de los microfilarias, y esto lo hace por medio de estudios sanguíneos o por medio de radiografías de tórax.



Para prevenir este tipo de enfermedad será necesario de mantener al gato alejado de estos mosquitos, para estos casos se le puede aplicar algunas pipetas específicas que evitaran a los mosquitos, además de las pulgas y otros parásitos.

 

PREVENIR
PREVENIR



ALERGIA A LOS GATOS





Con respecto a los gatos existen numerosos mitos, al daño que puede ocasionar su pelaje y su relación con el asma.

 

Para poder comprender mejor el tema, habría que entender que es en realidad el asma.

 

Asma, es un trastorno que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, llevando a que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

 

Los causantes del asma son:

Los catarros y la gripe continuos asi como otros trastornos que afectan a las vías respiratorias.


Antecedentes de familiares asmáticos.


El consumo de ciertos alimentos.


Alergenos: Polen, lana, polvo, etc.



Irritantes y contaminantes que son transportados por el aire: Humo de cigarro, los cosméticos, las soluciones limpiadoras y los perfumes; los olores fuertes de los vapores de la gasolina o la pintura húmeda, así como el
ozono.



Variaciones meteorológicas: El frío o el aire seco a veces
desencadena síntomas de asma en algunas personas, lo que también ocurre con el
calor o la humedad extremos.



El ejercicio o esfuerzo



El estrés emocional.



El asma no es una enfermedad que contagien los gatos,

es un trastorno con el que las personas pueden nacer o desarrollan a lo largo de su vida, en los cuales pueden ser varios los agentes desencadenantes.

 

Los animales, como gatos y perros NO CONTAGIAN EL TRASTORNO,

 

simple y sencillamente las personas que están propensas a esta enfermedad, son alérgicas al pelo tanto de perros y gatos, así como otros elementos tales como:
el polen, pelusas, o el tabaco.

 

 

Los gatos NO TRANSMITEN EL ASMA.

 

FUENTE: http://rescateanimalmx.wordpress.com/2012/03/30/el-asma-y-los-gatos/



 

 

Cuando una persona es alérgica a los animales, significa que es alérgica a las proteínas que se encuentran en los animales:

       caspa animal, o escamas de piel

       saliva animal

       orina animal

Si tienes un animal doméstico en casa y padeces asma, tienes entre el doble y el triple de probabilidades de ser alérgico a tu mascota que una persona que no padece asma.

Contrariamente a la creencia popular, el principal problema no es el pelo del animal. (De hecho, también puedes ser alérgico a animales que tienen plumas, en vez de pelo.)

El pelo acumula fácilmente caspa, saliva, y orina, ácaros del polvo, polen y otros alergenos. Y cualquier animal que vive en una jaula -como un pájaro o un hámster- produce excrementos que pueden atraer a los ácaros del polvo y favorecer la proliferación de moho.

Aunque hay gente que dice que ciertas razas de perros y gatos no desencadenan reacciones alérgicas, eso no es cierto. Todos los animales de sangre caliente pueden provocar este tipo de reacciones.

Si el animal que tienes en casa te desencadena síntomas asmáticos, si tu médico lo aprueba, antes de tomar una solución tan drástica como separarte de tu mascota, puedes probar lo siguiente:

       Empieza a medicarte para la alergia (sea mediante inyecciones o comprimidos), además de hacerlo para el asma, según las indicaciones de tu médico.

       No permitas que tu mascota entre en tu dormitorio.

       Si es posible, tu mascota debería vivir fuera de casa, por ejemplo, en el jardín.

       No abraces ni beses a tu mascota.

       Limpia a fondo tu habitación y deshazte de cualquier alfombra, alfombrilla o moqueta.

       Saca a menudo el polvo de tu dormitorio.

       Pide a alguien que cepille o bañe a la mascota cada semana (se trate de un gato o de un perro).

       Asegúrate de que todos los miembros de tu familia se lavan las manos después de tocar a la mascota.

       Consigue un purificador de aire con filtro HEPA.

Por recomendación médica, a mi me indicaron que quitara alfombras, cortinas, peluches, y todo lo que pudiera acumular polvo. Me aconsejaron la retirada de mis gatos, impensable... solo bastó hacer el resto de las recomendaciones. Inténtelo, quizás sí pueda convivir con él y espero que así sea como a mi me pasó.

Los abrazo y VIVO con ellos!!! 

 

 

 

Alergia a los humanos

 

Es sabido por todos que son muchos los humanos que tienen alergia al pelo del gato, pero ahora un grupo de científicos estudian lo contrario.

 

Se ha estado trabajando con gatos asmáticos que son alérgicos a las personas y a sus hábitos: el polvo de los hogares, el humo de los cigarrillos, la caspa y la piel descamada del hombre o el propio perfume son capaces de causar inflamación en las vías respiratorias de los felinos.

 

Uno de cada 200 gatos es asmático. El asma felina genera toses, estornudos y falta de aliento.

 

Durante una crisis de asma, el animal buscará una posición en la que mejore la ventilación; posiblemente se tumbe en postura ‘semiacostada’ con los codos abiertos.

 

Estas crisis pueden llegar a durar hasta varios minutos. Como puedes ver son muchas las alergias que puede sufrir tu minino: aquí sólo te mostramos algunas. La mejor solución es la prevención y para ello te aconsejamos que lleves a tu pequeña mascota al veterinario periódicamente.

 

Prevención

 

La prevención es muy importante en el paciente predispuesto.

 

Hay que identificar y controlar los agentes o estímulos disparadores.

 

Esta tarea es principalmente responsabilidad del propietario que convive con el gato paciente.

 

Hay que observar en qué circunstancia se disparan los ataques, por ejemplo cuando se cambian las piedritas sanitarias, el humo del cigarrillo, perfumes, sahumerios, aromatizadores, proteínas de la dieta, plumas, limpiadores, etc.,

 

o si se disparan por situaciones de estrés o estacionalidad (pólenes). Es importante mantener una buena ventilación ambiental para los gatos que viven en confinamiento estricto, sobre todo en los meses de invierno cuando se suelen cerrar los ambientes por el frío.

 

Esta práctica puede aumentar la concentración de los alérgenos ambientales. En algunos casos, será necesario controlar los alérgenos alimentarios, que podrían desencadenar los ataques de asma.

 

 

TIPOS DE ALERGIAS EN LOS GATOS

 

Aunque habitualmente son los humanos quienes sufren alergias producidas por sus mascotas, nuestras mascotas, tanto perros como gatos, también pueden sufrir de esta dolencia.

En el caso de los gatos, las alergias más comunes que pueden sufrir son la alergia a la saliva de la pulga, las alergias alimentarias y las atopias o alergias inhaladas.

 

Curiosamente, existen gatos que también pueden tener alergia a los seres humanos, tanto a sus perfumes o al humo de los cigarrillos como a las escamas de la piel o a la caspa, que pueden producir inflamación en las vías respiratorias de nuestras mascotas.

En la alergia a la saliva de la pulga, el animal mostrará síntomas lamerse y rascarse constantemente debido al picor, para después aparecer las costras y descamaciones producidas por la dermatitis subsiguiente a dicha alergia. En este caso deberemos acudir al veterinario para que le alivie el picor.

El contacto físico de la mascota con sustancias ofensivas, tales como los insecticidas, pinturas, polen y pasto, entre otros, también puede desatar reacciones de rechazo. Las áreas de pelaje fino o sin pelo suelen ser las más afectadas.

Las alergias por contacto presentan una piel lastimada, reseca y cuarteada.

Intenta evitar que tu animal de compañía trate de aliviarse el dolor o la molestia lamiéndose o rascándose, ya que empeorará. Acude al especialista cuanto antes.

No bañes a tu perro o gato utilizando los mismos geles o champús que usas para tu aseo personal: ellos necesitan productos específicos.

Las alergias que afectan a las vías respiratorias provocarán en el animal, tos, estornudos y dificultades para respirar. Por ello es importante identificar el agente que le causa dicha irritación.

Las reacciones alérgicas por inhalación son causadas por sustancias provenientes del polen de las flores, pasto u otras plantas de la casa, así como también por el polvo del hogar y el moho.

Al parecer, existe una predisposición genética en perros y gatos a padecer este tipo de alergia, que usualmente aparece entre el primer y tercer año de vida del animal.

El paso inicial para solucionarlo consiste en identificar la sustancia que produce la alergia y, si es posible, removerla del ambiente donde habita la mascota.

Existen distintos tipos de tratamientos, entre ellos, el suministro de bajas dosis de corticoides, cuyos resultados varían de acuerdo al ejemplar. Por ello, estos medicamentos deben suministrarse bajo estricto control veterinario.

 

Una vez que el gato tiene una reacción alérgica, es difícil evitar que ésta vuelva a aparecer, pero podemos intentar reducir lo más posible los brotes alérgicos si seguimos una serie de pautas, como son:

 

 

- Realizar un control de pulgas durante todo el año, ya que si el animal es alérgico a la saliva de la pulga, con una sola picadura aparecerán lesiones en la piel y picores que serán difíciles de erradicar.

 

 

- Si la alergia es alimentaria, deberemos procurar eliminar totalmente dicho alimento de la dieta.

 

La carencia o exceso de ciertos nutrientes importantes en la dieta pueden provocarlas.

Algunos perros y gatos son alérgicos a las comidas que contienen ciertos tipos de proteínas y ácidos grasos.

En estos casos se recomienda alimentarlos con productos balanceados específicos.

Ante un fenómeno de este tipo conviene que la dieta esté supervisada por un experto en salud animal.

Si bien la alergia a compuestos de la dieta suele observarse por signos clínicos en la piel (prurito), es posible también observar reacciones a nivel respiratorio (estornudos y tos) y a nivel digestivo (vómitos y diarrea).

Una dieta sana y nutritiva incentivará a perros y gatos a recobrar energía, participar en las actividades familiares y minimizar el riesgo de enfermedades, ayudando a que tu mascota tenga una vida más sana y feliz.

 

- También podemos utilizar los medicamentos que disminuyen la respuesta a los alérgenos, los antihistamínicos, pero siempre bajo supervisión veterinaria.

 

Estar atento a los síntomas y hacer los exámenes necesarios es clave.

La alergia respiratoria se confirma con una radiografía, la digestiva con una biopsia y la cutánea con exámenes de piel.

Estas patologías se pueden dar durante todo el año, especialmente las alimentarias. Pero en el caso de las pulgas es más común en primavera y verano.

Respecto del tratamiento, en todos los casos hay que eliminar la causa. Tratar las pulgas, cambiar las comidas o utilizar medicamentos que cambien el signo clínico, vale decir, un medicamento contra la picazón, otro contra el vómito, o un broncodilatador, respectivamente.

Los causantes son los mismos que afectan a los humanos: ácaros, polen, tabaco o colonia.

 

 

ASMA BRONQUIAL

El asma bronquial aparece en gatos a partir de los 2 o 3 años como consecuencia de la obstrucción de las vías aéreas bajas debido a un broncoespasmo reversible y agudo como consecuencia de una hiperreactividad del árbol traqueobronquial frente a múltiples estímulos como pueden ser cambios de temperatura, alergenos inhalados o el ejercicio.

Los gatos afectados se agachan, extienden el cuello y tosen una o varias veces al día presentando cuadros de disnea esporádicos que suelen precederse de una tos paroxística.

Entre los episodios asmáticos el gato se encuentra normal si bien pueden comentarnos que también estornuda. La condición física es buena a no ser en cuadros de tos muy frecuentes que llegan a ser extenuantes.

Los bronquios de los gatos afectados por este proceso presentan cambios como son la hipertrofia de las glándulas mucosas con una mayor producción de moco, un infiltrado inflamatorio eosinofílico y la hipertrofia de la muscultura lisa responsable del cuadro disneíco al provocar el broncoespasmo.

Si realizamos la radiografía con el gato en disnea, veremos superinsuflación pulmonar caracterizada por un mayor ennegrecimiento del campo pulmonar, el límite pulmonar llegará hasta T13, y el diafragma tendrá una posición más caudal al corazón. La superinsuflación es pasajera y no la detectaremos cuando el gato no presenta disnea. Se debe al broncoespasmo que provoca que el aire quede atrapado en el interior de los alveolos.

La Analítica sanguínea puede o no mostrar eosinofília por lo que no es de gran utilidad.

Citología y cultivo bronquial: se realiza mediante el lavado transtraqueal (a través del cartílago) o mediante un aspirado endotraqueal (mediante intubación del gato). La muestra recogida en un gato asmático tendrá un predominio de eosinófilos. Los cultivos serán negativos a no ser que exista un proceso bacteriano secundario.

Tratamiento: La administración de broncodilatadores consigue una mejoría inmediata al revertir el broncoespasmo. Los cuadros muy severos necesitarán tratamiento de urgencia con la administración de oxígeno y la inyección intravenosa o intramuscular si ésta es muy estresante de Aminofilina y una dosis de Dexametasona por vía intravenosa lenta. Generalmente la respuesta es muy rápida. Los ataques en casa se pueden controlar mediante la administración de broncodilatadores como la Terbutalina oral o bien la Aminofilina (ver tabla). Hay que tener precaución con la Aminofilina ya que puede generar ansiedad además de cambios de conducta en el gato. Teniendo en cuenta que una de las principales causas es la inhalación de alérgenos o sustancias irritantes, deberemos evitar que el gato tenga contacto con el polvo de la bandeja de arena utilizando otros tipos de lechos, evitar el humo de cigarros, evitar que esté presente cuando se utilicen productos de limpieza caseros por la eliminación de vapores posiblemente irritantes, evitar el uso de perfumes...

Pronóstico: Reservado debido a que es un proceso crónico y que en algunos casos es progresivo.

 

BRONQUITIS CRONICA/

BRONQUITIS CRONICA ASMATICA

 

Se produce en gatos de 3 a 8 años. La tos es el signo principal y tiene una duración de más de 2 o 3 meses. Cuando además presenta procesos disneicos hablaremos de Bronquitis Crónica Asmática.

El árbol bronquial presenta graves alteraciones estructurales como la presencia de un infiltrado inflamatorio, la hipertrofia de las glándulas mucosas que generan mayor cantidad de un moco menos fluido, y fibrosis irreversible debido a la inflamación crónica.

 

Debido a la mayor producción de moco de peor calidad, el mecanismo de defensa del sistema mucociliar se ve alterado por lo que las contaminaciones bacterianas secundarias son muy frecuentes.

 

Se acumulan exudados dentro de la luz bronquial provocando obstrucciones de las vías aéreas más pequeñas, con lo que el proceso evoluciona a enfermedad crónica obstructiva pulmonar.

El cuadro puede evolucionar hacia enfisema pulmonar debido a que se produce el atrapamiento de aire en pequeñas bullas en uno o más lóbulos pulmonares por la rotura de las paredes alveolares.

Este proceso es irreversible y progresivo.

En la analítica, un tercio de los gatos presenta una elevación de las proteínas séricas.

 

Tratamiento: Debemos controlar la tos y las secreciones, prevenir infecciones y eliminar las causas agravantes. Esto lo realizamos mediante la utilización conjunta de antibióticos, corticoesteroides y broncodilatadores.

a) Se utilizan antibióticos de amplio espectro como la Amoxicilina, la Ampicilina o la Tetraciclina oral dos o tres veces al día. Muchos gatos a pesar de tener cultivos negativos mejoran con el tratamiento antibiótico ya que son susceptibles de padecer infecciones frecuentemente. La frecuencia de aplicación variará con cada paciente.

b) El uso de prednisolona oral será beneficiosa en muchos cuadros: comenzaremos con dosis altas para luego bajar hasta la mínima dosis que nos controle el cuadro.

c) En algunos gatos el uso de broncodilatadores, como la terbutalina, la teofilina y la aminofilina entre otros, será suficiente para controlar el cuadro sin necesidad de utilizar corticoides. Otros sin embargo necesitarán de su combinación.

d) La utilización de nebulizadores en casa es conveniente para fluidificar el moco bronquial. Introducir al gato con nosotros en el momento del baño es una alternativa a los nebulizadores en el caso de que el propietario no quiera adquirirlos.

e) Evitaremos en la medida de lo posible que el gato tenga contacto con agentes inhalantes irritantes o alérgenos como arena de la caja, humo de tabaco...

f) La terapia con aerosoles es muy buena pero muy difícil de aplicar en gatos.

Pronóstico: malo ya que la recuperación total no se produce.

A diferencia con los gatos que padecen asma bronquial, la respuesta al tratamiento es parcial ya que los signos clínicos no se deben únicamente al espasmo bronquial sino que la obstrucción es más por cambios estructurales como los infiltrados celulares, el edema bronquial...

Con el tratamiento conseguimos una respuesta parcial y los gatos afectados necesitarán un tratamiento continuo con corticoides, broncodilatadores y antibióticos.

 

LARINGOESPASMO (Ver en posibles enfermedades del gato en esta misma seccióm)

 

 

RINITIS CRONICA POR CAUSAS

NO INFECCIOSAS

 

 

La definición de Rinitis Crónica Felina es la inflamación de la nariz del gato por más de cuatro semanas.

 

 La causa de la inflamación es uno de los desafíos diagnósticos más difíciles que deberá afrontar el Médico Veterinario con la imprescindible colaboración del propietario del gato.

 

 

Los signos de la Enfermedad Respiratoria Alta,(ERA), o enfermedad crónica de vías respiratorias altas (VRA), como estornudos, lagrimeo y tos, (especialmente si son crónicos), pueden deberse también a causas primarias no infecciosas aunque es lo menos común, producidas por alergias de distinto origen.

 

Muchas de estas causas no infecciosas se complican con mucosas, sanguinolentas y purulentas luego con infecciones bacterianas secundarias y en este caso habría que administrar antibiótico para su recuperación.

 

La Rinitis alérgica resulta de una hipersensibilidad adquirida a agentes inhalados como polen, polvo, mohos, y otros alérgenos del aire.

 

Las partículas irritantes del aire, como el polvo de algunas mantas, pueden causar rinitis crónica.

La infección de las fosas nasales, produce alteración de la mucosa que puede llegar a la destrucción de los cornetes, se expresa con estornudos y secreciones serosas acuosas al principio y luego mucosas, sanguinolentas y purulentas cuando se contamina con bacterias.

 

Debido a esta obstrucción nasal el animal se ve obligado a respirar con la boca abierta.

 

 

Habrá que administrar antihistamínico, expectorantes o antibióticos según los síntomas y cuidarle con terapia mediante vapores ya que es beneficiosa.

 

 

Debemos evitar el uso de anticongestivos de medicina humana ya que muchos de ellos son tóxicos para los gatos.

 

 

Si el gato tiene muy taponadas las cavidades nasales con pus, una medida terapéutica útil puede ser destaponarlas con suero fisiológico.

 

 

El aspecto más importante del tratamiento son unos buenos cuidados de higiene, manteniendo la cara y la nariz del gato limpias de secreciones regularmente.

 

 

Evitar el uso de insecticidas, productos que puedan desencadenar la alergia, el humo de cigarrillos etc

 

 

Ver en el apartado de posibles enfermedades de los gatos “Epífora” ya que también está relacionado.

 

 

Muchos gatos han tenido síntomas respiratorios que desaparecen totalmente una vez que se ponen con una dieta húmeda alimentaria, o una dieta preparada en casa a base de carne.

 

 

Algunos de estos gatos, pudieron haber reaccionado a los ácaros del almacenaje o a los antígenos de la cucaracha que pueden estar presentes en alimentos secos, o pudieron haber reaccionado al gluten que está presente en alimentos secos.

 

 

Tristemente, muchos gatos que padecen enfermedades de pulmón se tratan simplemente con una dosis inmunosupresora de esteroides, mientras que todavía siguen estando alimentados con una dieta inadecuada.

Mientras que los esteroides pueden ser necesarios en algunos casos, no están tratando la raíz del problema, en algunos casos, puede ser una alergia a las proteínas vegetales o aun tipo de ingrediente específico.

 

Los esteroides también los hace vulnerables a las infecciones de virus, bacterias y de agentes fungicidas, por lo que es muy importante cerciorarse de haber eliminado la dieta como causa de los síntomas respiratorios del gato.

 

 

 

ZOONOSIS

 

Algunas de las enfermedades que padecen los gatos pueden afectar a las personas.

 

Por el contrario, si se puede transmitir de personas a animales se trata de una antropozoonosis.

 

 

Medidas de prevención de contagio.

 

Lo que hay que evitar en primer lugar es que el animal de compañía se contagie, para ello han de cumplirse unas mínimas normas de higiene y medidas preventivas de salud y vacunación de los mismos (es fundamental que nuestras mascotas estén vacunadas contra las enfermedades más comunes y específicas de cada especie).

 

 

RABIA- España en estos momentos está exenta. La rabia se manifiesta como una encefalitis provocada por un rabdovirus. La transmisión es por contacto con un animal enfermo o en período de incubación. Es mortal, de ahí la necesidad de su prevención.

 

 

TOXOPLASMOSIS- Producida por el protozoo Toxoplasma gondii. Es muy temida por las mujeres embarazadas, aunque hay que ser consciente de que no sólo la puede transmitir el gato. Afecta a las personas y los pequeños mamíferos que se infectan por la ingestión de los huevos que se hallan en las heces de perros y gatos.

El parásito también aparece en la carne mal cocinada o cruda, y en verduras mal lavadas, de ahí que puede haber contagio sin tener gato.

Los gatos la sufren de modo apenas visible, se manifiesta en un proceso diarreico que no es grave y por las afecciones en los ojos (uveitis).

 

En las personas causa erupciones cutáneas, fiebre, linfadenopatía y malestar. Lo más peligroso es que puede provocar alteraciones del feto o abortos si la infección se produce durante los tres primeros meses. De cualquier forma, es frecuente que estemos inmunizados contra esta enfermedad tras haberla padecido anteriormente sin ser conscientes de ello, por lo que el problema es remoto para personas con un sistema inmune correcto.

 

 

CRIPTOSPORIDIOSIS – La criptosporidiosis es una enfermedad causada por un parásito. Este parásito vive en la tierra, los alimentos y el agua. También puede estar en las superficies contaminadas con desperdicios. La infección puede ocurrir si se traga el parásito.

Enfermedad producida por un coccidio que vive en el epitelio respiratorio e intestinal y puede afectar a aves, mamíferos, reptiles y peces. Provoca alteraciones gastrointestinales en los mamíferos, incluidos roedores, perros, gatos y vacas. También afecta al ser humano.

El contagio se produce a través de las heces y la ingestión de aguas contaminadas.

La mayoría de las personas con criptosporidiosis se mejora sin tratamiento, pero las personas con sistemas inmunológicos debilitados, como son los pacientes con HIV/SIDA, pueden presentar problemas serios. Para reducir sus riesgos, lávese las manos con frecuencia, evite el agua que puede estar infectada y lave o pele las frutas frescas y los vegetales antes de consumirlos.

 

 

ENFERMEDADES PARASITARIAS- Como las causadas por los organismos flagelados: Giardias o por parásitos intestinales como Toxocara o Dipylidium, que en los niños puede cursar con diarreas y picor en la zona del ano. Desparasitar a los animales de casa cada tres meses.

 

 

ENFERMEDAD DEL ARAÑAZO- La enfermedad se propaga a través del contacto con un gato infectado (mordedura o arañazo) o contacto con la saliva del gato sobre la piel rota o la esclerótica del ojo. La causa es una bacteria, Bartonella henselae. En 1999, se descubrió que Bartonella está presente en las garrapatas. Varias especies son patógenos de los humanos transmitidos por ratas.

 

En 2001, médicos que trataban la enfermedad de Lyme reportaron que sus pacientes también estaban co-infectados por Bartonella.Numerosos informes de este tipo parecen indicar que las garrapatas no sólo portan Bartonella sino que también son transmisores del patógeno; sin embargo, el modo de transmisión todavía no ha sido descubierto. En las personas aparece con variedad de síntomas desde linfadenopatía, fiebre, pérdida de peso, mialgia, dolor de cabeza y erupciones cutáneas entre otras. El periodo de incubación es de tres semanas y pueden pasar hasta tres meses para su resolución completa. Los niños con un sistema inmunitario normal deben recuperarse por completo sin tratamiento. En las personas inmunodeprimidas, el tratamiento con antibióticos normalmente conduce a la recuperación.

 

 

INFECCIONES POR HONGOS- Dentro de las agentes micóticos con posible transmisión al hombre se encuentran los contagios por Histoplasma, Blastomyces, Aspergillus, y Cryptococcus en personas que comparten el mismo hábitat que el gato infectado.

Tienen tratamiento y, como prevención, debe evitarse el contacto directo con los animales infectados, más si somos sensibles a las infecciones cutáneas.

La dermatofitosis, nombre científico de la popularmente conocida como tiña felina, es una reacción dermatológica que afecta a un gran número de animales.

 

 

OTRAS- Existen también zoonosis asociadas al contacto directo con secreciones respiratorias u oculares de gatos. Por ejemplo:

Bordetella bronchiseptica, Francisella tularensis, Yersinia pestis (en hombres causa la peste bubónica, bacteriemica o neumónica en áreas endémicas).

 

 

 

MENCIÓN ESPECIAL

SOBRE TIÑA, HONGOS O DERMATOFITOSIS

 

Comienzo en la cabeza de un gato
Comienzo en la cabeza de un gato
Extendiéndose
Extendiéndose
Contagio a una persona
Contagio a una persona

 

 

Personalmente nunca juzgaré (como a mí una criadora me juzgó por no querer al gatito reservado al enterarme de que tenía hongos...)

 

la decisión de no arriesgar la salud de otros animales o el de su propia familia, porque yo misma tengo que reconocer que no sería capaz de arriesgar la salud de los míos.

  

Aplaudo el derecho a saber de la salud general de un criadero, y de cada uno de los gatitos.

  

Como también aplaudo a quienes sí están dispuestos a cuidarles y sanarles con tiempo, paciencia y dedicación si es su decisión adoptar o comprar un gato con dermatofitosis, pero sabiéndolo.

  

Todos y cada uno de nosotros somos libres de poder elegir y debemos conocer realmente el estado de los gatitos que formarán parte de nuestra familia.

 

 

Las dermatofitosis, o infección por hongos se localizan fundamentalmente en hocico, orejas, garras, abdomen y cola formando calvas circulares.

Síntomas visibles son: morderse, rascarse, limpiarse el pelo en exceso calvas de pelo, problemas cutáneos y descamación.

Las condiciones ambientales en las que el felino viva, junto con su estado inmunitario, ayudan a desarrollar la enfermedad.

La falta de higiene, el calor, la falta de luz solar junto a la desnutrición, la existencia de parásitos o el estrés en el animal son factores que pueden provocar que el gato sufra por dermatofitosis, “tiña u hongos”.

En los gatitos puede aparecer el problema debido a una mala nutrición y una escasa o nula desparasitación, mientras que en gatos adultos la presencia de hongos indica algo más importante y serio, ya que se deben tener en cuenta enfermedades como la leucemia o la inmunodeficiencia.

 

Un tratamiento muy largo

 

 

Al tratar la dermatofitosis del gato, al margen de las lesiones, se tendrá en cuenta la edad del gato, las enfermedades que tenga, su sistema inmunológico y si hay riesgo de contagio a personas u otros animales.

 

El primer procedimiento para la tiña mientras esperamos el diagnóstico es el tópico. Se trata de productos antisépticos, antiinfecciosos y antifúngicos, utilizados para desinfectar y curar cualquier afección en la piel.

(Baños dos veces por semana con champú especial, pomadas y finalmente tratamiento oral durante meses con itraconazol vía oral)


Los tratamientos orales son bastante más tóxicos y agresivos para el organismo de nuestro gato.

Consisten en la administración de varios medicamentos que, en cualquier caso, deberán ser recetados por un especialista veterinario.

 

Cuidado con la zoonosis

 

 

La tiña es una de las pocas enfermedades felinas que se trasmite al hombre.

 

Los individuos de mayor riesgo son las personas con un sistema inmunológico inmaduro o inmune deprimido, es por ello, que ancianos y niños son los más propicios al contagio de dermatofitosis.

 

Con el fin de evitar esta peligrosa situación, os presentamos unos consejos prácticos:


Primero.-
Ante la sospecha de un gato enfermo por hongos, es fundamental llevarlo al veterinario para que le realicen un estudio médico.

Segundo.- Tendremos precaución a la hora de manipular al animal y deberemos extremar esa precaución en el caso de ancianos o niños, además de tener una buena higiene.

Tercero.-
Una vez diagnosticado nuestro gato con la tiña, aislaremos al felino del resto de los animales de la casa.

Cuarto.-
La persona que realice las curas ha de tener una estricta higiene: utilizará guantes para las curas y se lavará las manos con povidona yodada al manejar al animal enfermo. Asimismo, los restos de pelos o escamas de la piel deben ser quemados y todos los utensilios deben ser desinfectados.

Quinto.-
No es necesario sacar al gato de casa si no hay personas susceptibles al contagio. Únicamente deberemos evitar tocar al animal demasiado hasta que éste empiece a responder al tratamiento.

Sexto.-
Como hemos expuesto antes, la higiene es imprescindible. Se pasará el aspirador diariamente para retirar los pelos que pudieran tener restos de esporas infectadas de hongos.

Séptimo.-
Para terminar, recordar que, aunque el gato parezca curado, no debemos suprimir el tratamiento hasta dos semanas después, ya que podría reaparecer el problema.

Fuentes de información: Revistacanina.com; Revista Todo Gatos Nº 63

 

  

Tiña en el Perro y en el Gato

¿Qué se Necesita Saber?

  

El término correcto para la tiña es dermatofitosis.

  

¿Se puede contagiar mi mascota con tiña?

  

Las esporas de los hongos dermatofitos son muy resistentes en el ambiente y pueden sobrevivir por años,

bastando que la piel entre en contacto con una espora para que se produzca la infección.

 

Sin embargo, se sabe que para que se produzca una infección con hongos dermatofitos tiene que existir una debilidad del sistema de defensa del organismo.

 

Es por ello que la tiña es más frecuente en cachorros y en gatitos puesto que estos tienen un sistema inmune poco desarrollado.

 

 

Existen razas que tienen predisposición a afectarse con la tiña incluso a la edad adulta.

Tanto el perro Yorkshire Terrier como el gato Persa son muy susceptibles a enfermar de tiña y generalmente responden mal a los tratamientos con medicamentos contra la tiña (denominados antifúngicos).

 

Frecuentemente sufren recaídas y constituyen muchas veces verdaderos dolores de cabeza para los médicos veterinarios y para sus dueños.

 

Los animales infectados están infectando continuamente el ambiente ya que los pelos con tiña se encuentran recubiertos de esporas que caen al suelo a medida que los pelos infectados se rompen.

 

Se sabe que los gatos pueden ser portadores de esporas de dermatofitos sin presentar signos de tiña.

 

¿Puedo contagiarme con tiña?

 

Sí, la tiña es contagiosa a los seres humanos.

Sin embargo, al igual que en el caso de los animales existen personas que se encuentran en mayor riesgo que otras, ya que los dermatofitos se aprovecha de la piel con una capacidad inmunológica disminuida, es decir, con menos defensas. Esto hace que los niños y los ancianos, al igual que las personas afectadas de SIDA , en tratamiento quimioterápico o muy estresadas se encuentren en mayor riesgo de contagiarse con tiña.

 

Dermatología Veterinaria

Dra. Verónica Balazs

   

 

 

DESCONTAMINACION

 

DEL AMBIENTE Y LOS OBJETOS

 

 

 

 

Es mucho más sencilla si los gatos infectados se mantienen en una habitación de fácil limpieza, ya que esto reduce la exposición de los humanos a las fuentes de infección.

 

Todas las áreas a las que los animales han tenido acceso deben ser tratadas, pero el esfuerzo se debe concentrar en la habitación en la que los gatos están confinados. (AISLARLOS)

Todos los objetos contaminados como collares, cestas, igloos, camas, juguetes de tela, peines y cepillos que no puedan ser desinfectados deberían ser eliminados, preferiblemente quemándolos.

 

Pueden usarse cajas de cartón como bandejas y camas de manera temporal y desecharlas como mínimo una vez a la semana.

La fuente de la contaminación ambiental son las esporas de los pelos que se han depositado en el ambiente.

 

Su descontaminación puede conseguirse de dos maneras:

 

retirando físicamente los pelos infectados del entorno y mediante el uso de agentes químicos que eliminen las esporas.

DESCONTAMINACION FISICA

 

 

Se recomienda aspirar exhaustivamente a diario las habitaciones.

 

Los ventiladores y los conductos de calefacción y aireación a menudo están contaminados y deberían ser aspirados.

Se deben eliminar las bolsas del aspirador quemándolas.

 

La limpieza por vapor tiene utilidad limitada porque no se alcanzan temperaturas suficientemente altas para matar esporas.

DESINFECCION QUIMICA


Muchos desinfectantes que son efectivos contra dermatofitos in vitro no tienen la misma efectividad cuando se trata de eliminar esporas, pero recientes trabajos demuestran que hay dos productos que funcionan, aunque no se pueden usar en alfombras y otros textiles:

Lejía- Cuanto más fuerte mejor, pero una dilución de 1 /10 es suficiente. Usar para limpiar todas las superficies (suelos, jaulas, bandejas de arena..) al menos dos veces por semana.
Virkon-Es un polvo desinfectante que se prepara con agua a una solución del 1%. Usar en todas las superficies al menos dos veces por semana. E Imaverol

TRATAMIENTO EN CASOS PARTICULARES


Hábitat con un solo gato


Esta situación normalmente es fácilmente manejable. Aun cuando la posibilidad de la transmisión a humanos sigue estando presente, si se toman las medidas adecuadas en cuanto al tratamiento del animal y entorno, es de esperar que el problema se va a resolver en un par de meses o tres.

Hábitat con varios gatos


En esta situación un brote de tiña es muy diferente, sobre todo si hay gatos de pelo largo implicados. Hay que testar a todos los animales para identificar cuáles están infectados; es corriente que todos den positivo y de hecho, el tratarlos a todos acelera la resolución del brote.

 

En cualquier caso, a menudo es imposible separar a los gatos de modo que tratarlos a todos se convierte en la única opción práctica. Si se puede separar a los gatos negativos, éstos deberían trasladarse a un entorno no contaminado y tratarlos con terapia tópica así como realizar una monitorización intermitente mediante cultivos. Hasta que los positivos en tratamiento den dos o tres cultivos negativos consecutivos, deberían mantenerse aislados de los demás.

 

La resolución completa del problema puede llevar meses o años y resultar muy costosa, sin embargo con constancia y determinación es un objetivo alcanzable.

 

Durante el periodo de infección la casa debería estar aislada, sin entradas ni salidas de gatos, y debería suspenderse toda actividad de cría.

 

http://www.fabcats.org/gemfe/articulos/Manejando%20la%20tina%20en%20los%20gatos.html

 

 

Los gatos

también sufren

el mal de Alzheimer

 

Los gatos pueden desarrollar una forma felina del mal de Alzheimer, la enfermedad neurológica y progresiva que en los seres humanos provoca la pérdida de la memoria, la demencia y, finalmente, la muerte. Según un estudio divulgado por la revista 'Journal of Feline Medicine, científicos británicos y estadounidenses han descubierto en el cerebro de los animales la misma proteína vinculada a la enfermedad, principalmente en seres humanos de edad avanzada.

Las autopsias de los gatos que han sucumbido a la enfermedad podrían allanar el camino para el descubrimiento de información crucial sobre el desarrollo de la enfermedad y la posibilidad de crear tratamientos para los seres humanos, según señalan en su informe.

Según nuestras mascotas se ponen más viejos, pueden llegar a ser vulnerables a un número de las mismas enfermedades que los seres humanos, incluyendo artritis, enfermedad cardíaca, cáncer, diabetes y enfermedad de Alzheimer. Gato o perro con Alzheimer, también conocido como el síndrome de la disfunción cognoscitiva (CDS) es un desorden neurológico degenerativo que causa un número de síntomas cognoscitivos tales como desorientación, pérdida de memoria, confusión, y cambios de la personalidad.

 

Es a menudo difícil distinguir entre las muestras normales de envejecimiento y las muestras tempranas de Alzheimer. Puede ver que su animal doméstico viejo sea más lento, menos interesado en cosas y tener momentos de confusión, sin embargo, tenga presente que la personalidad cambia y la pérdida de memoria severa no es una parte normal del envejecimiento.

 

Un animal doméstico con Alzheimer puede exhibir algo de los siguientes síntomas y comportamientos:

 

- Para de responder a su nombre

- Parece olvidar viejos trucos y no responde a los comandos aprendidos

- No parece reconocer a otra gente o animales familiares

- Olvida las rutinas, que pueden incluir olvidar comer o beber

- Mira fijamente al espacio o las paredes

- Se desorienta y puede caminar alrededor sin objetivo

- Se crean nuevos comportamientos repetitivos

- Cambian los patrones de sueño, que puede significar que su mascota duerme más durante el día pero sigue despierto en la noche

- Carencia de energía

- Agitado fácilmente

- Gritando o lamentándose sin objetivo, especialmente al despertar

- Frecuente los “accidentes” en la casa en donde su perro no encuentra el patio a tiempo o su gato no puede encontrar la caja de litera. Pueden incluso olvidar el propósito de la caja de litera o ir al patio.

Alzheimer no es algo que su veterinario encontrará durante un examen rutinario. Es por lo tanto esencial alertar al veterinario de cualquier comportamiento extraño que usted haya notado en su mascota. El Alzheimer se diagnostica a menudo con la ocurrencia de uno o más comportamientos geriátricos que no se puedan explicar por otras dolencias.

 

Su veterinario necesitará una descripción detallada de los síntomas y puede requerir algunas pruebas para eliminar cualquier otra condición que pueda causar los síntomas. Dependiendo de los síntomas, su veterinario puede sugerir análisis de sangre, urinálisis, un examen neurológico, análisis del líquido cerebroespinal, o la exploración de CAT.

Ayuda para su mascota con Alzheimer

 

Mientras que el Alzheimer no puede ser curado, el tratamiento puede retrasar la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de su mascota. Un cambio en dieta es a menudo una parte del programa de tratamiento, y su veterinario puede recomendar un alimento que se fortifique con antioxidantes y otras ayudas.

 

 

 

 


Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
© LAINEYDELMAR 2014 MURCIA DERECHOS DE COPYRIGHT